Lionel Messi

Lionel Messi

.

¿Es el Síndrome de Asperger la semilla de la genialidad?

 

Lionel Messi: síndrome de Asperger

¿Tiene Messi síndrome de Asperger? ¿Es esa condición una causa determinante de su genialidad? Pertenece a la llamada “fábrica de genios”, lugar que compartiría con Bill Gates?

 

Hace unas semanas, el ex jugador británico Dugarry se disculpó públicamente por haber llamado a Lionel Messi “Half autística”: “Lamento sinceramente la amplitud y profundidad de mis comentarios sobre Lionel Messi. No quería estigmatizar a las personas con trastornos del autismo, esa no era mi intención. Pido disculpas a las personas que sorprendí “.

Messi síndrome de Asperger
Messi, descripto por un bloguista y periodista con TEA, parece reunir muchas características que lo incluyen dentro del espectro. Otro ejemplo de la llamada: semilla de la genialidad.

Le robamos al periodista argentino Ernesto Morales un fragmento de su artículo sobre un encuentro con Messi… el primero.

La única vez que vi a Lionel Messi en persona, delante de mí, dos cosas me llamaron poderosamente la atención. Primero: era mucho más frágil de lo que imaginaba. Exceptuando sus piernas, desde luego, todo en él me recordaba a un niño. Si su estatura es 8 centímetros más baja que la mía, su torso es la mitad de estrecho que el de un adulto promedio, como si se tratara de un adolescente cuyo tórax no se terminó de desarrollar. 

Segundo: Lionel Messi no disfrutaba aquel espectáculo de luces y flashes y autógrafos pedidos y cámaras de televisión con reporteros que, como yo, intentaban obtener una reveladora entrevista suya. Recuerdo haber pensado: este chico, solo quería jugar. Y lo han traído de la mano a esto.

 

Messi, pandemia, Barcelona y síndrome de Asperger

En estos días de pandemia, en el fútbol mundial casi no se habla de otra cosa. Messi, Lionel Messi, está a punto de desvincularse del Barça. Y, de boca en boca, de opinión en opinión, se repite un comentario -entre millones- : “¿sabías que Messi tiene Asperger?” La mayoría de los involucrados en la conversación no saben de qué se trata. De todos modos, funciona. Funciona como algo que puede dar explicaciones a lo inexplicable: ¿por qué un crack de esa envergadura no tiene comportamientos de “diva”, por qué prefiere la intimidad, porque calla los temas personales?

El delantero del Barcelona es otro más de los famosos que fueron diagnosticados con el Síndrome de Asperger, a temprana edad. El síndrome de Arsperger, llamado frecuentemente “síndrome de la genialidad”, “fábrica de genios” sólo le permitía concentrarse en un asunto y nada más: el fútbol.

 

Messi en Rosario

Messi con síndrome de Asperger, de niñoLionel Andrés Messi tuvo una infancia tranquila en Rosario, Argentina. Obedecía, hacía travesuras como otro niño más. En ningún momento, tanto sus hermanos como sus compañeros vieron maldad en sus ojos. Eso sí, parecían ojos fríos y localizados más allá.

Un día, el médico le dijo a padres que debía someterse a un tratamiento hormonal para ser igual de alto a los demás chicos con los que jugaba; Lionel  se aplicó, como si de eso dependiera su vida, inyecciones en sus piernas durante cuatro años. Sería un tratamiento que lo acompañaría toda su adolescencia; otro chico no lo hubiera soportado.

Mientras tanto, jugaba en Newell’s Old Boys de Rosario y ya brillaba.

Unos decían que era un autómata, otros que era demasiado tímido, otros captaban los rasgos del espectro autista. Fue una de sus profesoras, la que identificó que tenía problemas para relacionarse con los adultos. También, que parecía obsesionado con salir, y jugar en las calles del barrio Las Heras. Todo se centraba en correr detrás de la pelota, de trapo o de plástico, para llegar lo antes posible frente al arco y convertir… ¿Les suena?

 

Messi en el Barça

Messi síndrome de Asperger y desnutrido
El Barca fue el club que confió desde el inicio en la capacidad de Lionel, cuando no era todavía más que un niño, con mucho para desarrollar.

Messi llegó al Barcelona, a los 13 años, aún un niño. Con clara visión, el club decidió pagarle el costoso tratamiento hormonal. Queda registro de su comportamiento en los primeros tiempos de su incorporación al Barça Junior: no estaba allí donde había bullicio. Eso sí, se lo podía encontrar en una esquina con su pelota cuando se terminaban los entrenos. También, con audífonos y ensimismado con el reggae de Los Cafres, la banda que más le gusta escuchar.

Aunque le costó adaptarse a una nueva vida alejada de su Rosario natal, esa máquina de goles y genialidades, comenzó una carrera larga y tapizada de triunfos. Debutó – de la mano de Frank Rijkaard– a los 16 años en el primer equipo del Barça contra el Porto de Mourinho, en un amistoso. En 2003, comenzaba su carrera como el mejor del mundo.

En agosto de 2005, cuando el Barça disputaba un encuentro amistoso contra la Juventus en el torneo Joan Gamper, el adolescente con el 30 en la espalda, era un ser de otro planeta. Salió ovacionado del Camp Nou, y fue ganándose de a poco el espacio de liderar al equipo. Dice un periodista que “Lio, con su único enfoque, lo confirma un año más tarde, cuando con huevos, personalidad, y la pelota en sus pies, humilla al Chelsea de Mourinho en Londres, por la Champions League.”

Se convirtió así en el delantero, ganador 6 veces del Balón de Oro.

 

Rasgos de Asperger en Messi

Messi síndrome de Asperger
Lionel, la “Pulga” Messi es una de las personas más famosas del mundo, ídolo de niños y adultos Su perfil, sólo enfocado en el fútbol, no es el de un famoso en el pedestal.

Messi no ha discutido públicamente los rumores de que tiene autismo o síndrome de Asperger, pero varias asociaciones de concienciación sobre el autismo además de ACN “lo han aclamado como un ejemplo de celebridad con Asperger”.

El síndrome de Asperger lo catapultó como una as capaz de marcar 453 goles en 531 partidos con el Barça y ser el goleador histórico del club catalán y de la Liga Española en tan solo 12 años. 

Comenta nuevamente Morales: “Lio solo obedecía a su padre, quien le decía “jugá a la pelota, tipito, que yo me encargo del resto”. Y Messi, aprovechando su genialidad,  no ha hecho nada más.

El Asperger tiene una serie de patrones –que comparte con las demás condiciones dentro del espectro– : presenta dificultades en su entorno social.

La familia, amigos y gente que rodea a Lionel, han tratado de no hablar mucho del tema para protegerlo. A pesar de ello, su comportamiento dentro y fuera de la cancha muestra los rasgos que hacen inferir que el jugador argentino presenta síndrome de Asperger: deterioro de la actividad social , dificultades de comunicación, conductas repetitivas y estereotipadas.

En varias referencias periodísticas al TEA en el famoso argentino se recoge una declaración un jugador amateur, Vitulli: “Messi siempre hace los mismos movimientos: casi siempre cae a la derecha, regatea de la misma manera y con frecuencia define del mismo modo, típica de él”, dice Vitulli. Analiza que, gracias a la extraordinaria memoria que tienen los autistas, Messi probablemente sabe todos los movimientos que se pueden producir, por ejemplo, en los instantes previos al momento de terminar una jugada en gol. “Es como si él previera los movimientos del arquero. Él sólo repite un patrón familiar. Cuando él entra en el área, sabemos qué va a hacer un gol. Y celebra con la típica sonrisa: cumplió su misión y se alivia“.

 

¿Es en Messi el síndrome de Asperger el origen de la genialidad?

Se ha afirmado que no es típico del TEA la actividad física de un deporte a nivel de elite. Sin embargo, eso sería encerrar a las personas con espectro autista, dentro de parámetros inamovibles. De hecho, lo que más disfrutaba Temple Grandin en su adolescencia era salir a andar a caballo el mayor tiempo posible. 

Lo que sí es característico del TEA es la tendencia a fijar toda la atención en un aspecto, dejando de lado todo lo demás. Así como a un niño con espectro autista le pueden gustar los dinosaurios, y sólo los dinosaurios y más dinosaurios… otro se obsesionará con la crianza de peces de agua dulce. 

En el caso de Messi y su síndrome de Asperger, la condición que podría haber sido una “condicionante”, se convirtió en un “potenciado”. Toda esa focalización, hizo que sus naturales habilidades no estuvieran condicionadas por una dispersión, que la persona con TEA considera totalmente innecesaria.

Por eso, las familias que tengan niños con síndrome de Asperger, tendrán que hacer el esfuerzo de acompaña el camino de ese niño. Si ponen suficiente atención a sus inclinaciones, tal vez lo pueden ayudar a descubrir por dónde encauzar sus potencialidades. El espectro, bien guiado, no hará más que reforzar las condiciones y tal vez encienda la llama persona de la “semilla de la genialidad”.

Tener paciencia y la mente suficientemente abierta.

Artículo siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

VOLVER ARRIBA
shares