¿Cómo elegir un juguete para un niño autista de 3, 4 o 5 años?

 ¿Tienes un hij@ con diagnóstico de TEA de 3, 4 ó 5 años o es miembro de tu familia extendida? ¿Estás buscando acertar con el juguete de regalo? Acá encontrarás la posibilidad de elegir algunos juguetes adecuados. Además, criterios a seguir y una serie de pautas en el momento de la elección.

 

Lo primero es no centrarse en la edad

Los juguetes deben elegirse en función del nivel de desarrollo adecuado. Centrarse en si el niño tiene 3, 4 ó 5 años es una decisión equivocada en el caso de niños autistas. Por eso, la idea es enfocarse siempre en el interés, las ideas y la conexión con el tipo de  crianza que recibió. Inicialmente, y como regla general, trata de buscar juguetes que promuevan las habilidades sensoriales, motoras, funcionales y de iniciación al juego simbólico.(1)

Selección de juguetes de 3 – 5 años

Habilidades a promover con los juguetes 

1.Sensomotora: En este caso, lo que se promueve es que el niño use su propio cuerpo para asimilar y procesar el mundo. Esta habilidad, podrían tener un papel importante los libros de tela suave, las mascotas grandes de peluche y que se presionan o la arena.

2.Funcional / de combinación constructiva: como se mencionó el el artículo sobre juguetes para niños de 2 años, los niños pequeños con autismo pueden no usar los juguetes para lo que fueron previstos. Allí, mencionábamos que usarían un camión para dar vuelta la rueda. O, unos autitos para ponerlos el hilera o estacionados. Aparentemente, disocia la función del objeto del uso que le da como juguete. Por eso, es interesante usar objetos como se diseñaron. Del mismo modo, se podrían comprar juguetes  para llenar, abrir, descargar, cerrar, construir y tirar. Por ejemplo, los legos o una masilla para modelar.  Los juguetes adecuados debieran impulsar a los niños a usar ambos lados del cuerpo para desarrollar la coordinación bilateral y la planificación motora.

3.Juego simbólico: usar objetos y juguetes para representar otro objeto o acción. Busque juguetes que puedan estar menos ocupados visualmente para permitir un pensamiento más abstracto y alentar a los niños a no depender más de la encarnación física del objeto. Esto puede verse como usar una caja de cartón como fuerte, una escoba como caballo o un plátano como teléfono.

Reglas de oro

Un niño de 3, 4 o 5 años tiene una edad que nos atrae como ninguna. Aún no conoce con claridad sus gustos. Por eso, tendemos a elegir según nuestra inclinación y disfrute personal. Pero, como reglas esenciales a la hora de comprar un juguete para un niño de esa edad tenemos que pensar:

Número 1: el juguete debe servir primordialmente para aquello para lo que lo va a usar el niño. Como ejemplo, si insiste en poner los objetos en hilera, tal vez es mejor regalarle dinosaurios de peluche que pelotas resbaladizas. No pensar que, si le regalamos las pelotas jugará con ellas haciéndolas rebotar. Seguramente no. Aún cuando a nosotros nos parezca muy adecuado. 

Número 2: evitar siempre pensar si un juguete es bonito o no es bonito, de acuerdo con nuestra percepción. Tratar de que promueva alguna de las habilidades  mencionadas anteriormenete. 

Número 3: menos es más. Podría pensarse que es una contradicción de la Tienda, que ofrece la posibilidad de compra de tantos objetos para personas autistas. Sin embargo, el objetivo central del sitio es acompañar a las familias en las tomas de decisiones diarias en torno al autismo. Aún cuando esas decisiones sean justamente, no comprar. O comprar menos.  Es preferible no sobrecargar un niño con autismo. Puede ser contraproducente. Además, tal vez sea agobiante en algún caso. 

 

Una idea salvadora para regalo de un niño autista de 3, 4 o 5 años

Recuerda. Posiblemente, esta edad es exactamente el momento en que la familia descubre que el niño tiene rasgos autistas. O, la edad en la que el pediatra aconseja una inter-consulta con un especialista. 

Puede ser que los padres estén asustados, agobiados o sin saber qué deben hacer. Muchas veces, es el momento de pensar en facilitarles la vida a ellos. Tal vez, dejar de lado la tentación del regalo bonito de un juguete. Y elegir pagar unas sesiones de masajes. O de reflexología. Una consulta con la Nutricionista especializada. Tal vez el pago de la hidroterapia o de las terapias con mascotas. Pueden verse las opciones de terapias en el artículo de nuestro sitio. Muchas de esas terapias (música, danza, dieta, mascotas, masajes, etc.) no tienen ningún tipo de contraindicación. Es más, son siempre beneficiosas, aún para cualquier niño fuera del espectro. 

Otra opción, es regalarles un par de libros simples, entretenidos, prácticos. Pueden consultarse algunos en nuestra biblioteca para consulta de la familia. 

 

A continuación, un video con TIPS para los padres

(1)

El juego simbólico es un tipo de juego en el que los niños pueden desempeñar otros roles imitando situaciones que observan en la vida real. Para hacerlo utilizan la imaginación y crean representaciones mentales.