Legoterapia

Terapia con bloques encastrables o legoterapia

 

1. ¿Qué es la legoterapia?

La legoterapia se trata de una intervención para el desarrollo social de los niños y adolescentes con TEA. En ella -a través del juego colaborativo y la construcción de diferentes creaciones con LEGO-, se los anima a comunicarse unos con otros y de esta manera iniciar un contacto social con sus compañeros.

La premisa básica de la terapia ocupacional es el uso terapéutico de las actividades cotidianas (ocupaciones) con nuestros pacientes. Además, debe identificar lo que es significativo e importante para aquellos con quienes trabajamos e incorporarlo en un plan de intervención. La ocupación principal de la infancia es el juego. LEGO es una forma de juego que se basa claramente en la ocupación. Por eso, los proyectos se pueden individualizar y adaptar para que sean más fáciles o más difíciles, de acuerdo con las necesidades. Por estas razones, y porque consideramos que -aunque no se utilicen directamente en una terapia- son siempre positivos los hemos incluido en los productos disponibles para compra en la Tienda

 

 

2. Nacimiento de la terapia

Daniel Legoff
Daniel Legoff – creador de la Legoterapia

En Estados Unidos, el neuropsicólogo infantil, Daniel Legoff (1) desarrolló la «LEGO Based Therapy«.  Su creación surgió luego de observar cómo dos de sus pacientes, con síndrome de Asperger, comenzaron a dialogar y a jugar en la sala de espera de su consultorio. El detalle es que ambos tenían en sus manos bloques LEGO®. A partir de allí, realizó diferentes estudios utilizando esta herramienta. Probando repetidas veces, comprobó mejoras significativas en la comunicación y las habilidades sociales de los niños.

 

3. ¿Cómo funciona la legoterapia?

Para los talleres se utilizan los kits colaborativos con sus respectivos instructivos paso a paso. Cada niñ@ tiene un rol asignado (ingeniero o constructor), que va rotando. Precisamente, el rolplaying  los ayudan a socializar. Los empodera saber que hay otr@s chic@s de su edad con intereses comunes con los que pueden hablar, jugar y divertirse. Por otro lado, descubren que los problemas también son comunes y se ayudan entre ellos. También, pueden expresar emociones a través de los colores de los bloques.

De este modo, el LEGO® funciona como un elemento mediador para el desarrollo de habilidades sociales. Inicialmente, l@s niñ@s tienen un objetivo concreto en común que los ayudará a interactuar entre sí. Eso sí,  no se dan cuenta de que están en una terapia y deben tomarlo como un juego.  Por eso,  se comparten materiales e ideas inadvertidamente y esto ayuda a seguir reglas sociales. La terapia anima a los niños con TEA a comunicarse unos con otros y resolver un problema mediante la construcción en parejas o en grupos de a tres. La terapia LEGO® se puede usar individualmente o en grupos. El terapeuta facilita las oportunidades naturales para desarrollar la competencia social.

Si bien l@s niñ@s con TEA juegan de manera diferente a sus compañeros neurotípicos, las oportunidades de jugar son igualmente importantes para l@s niñ@s en el espectro del autismo. La terapia de juego para niñ@s con TEA no trata de eliminar los comportamientos rígidos y repetitivos. Al contrario, trata de usarlos como base para ayudar a desarrollar la creatividad, la resolución de problemas y la espontaneidad.

 

4. Desarrollo de habilidades sociales

Legoterapia - aspectos sociales

La capacidad de formar relaciones interpersonales significativas y autocumplidas se alinea con las habilidades de comunicación social. Por ello, las habilidades de comunicación social ayudan a las personas a funcionar con éxito en su vida diaria. Las personas con TEA, en diversos grados, carecen de habilidades de comunicación social efectivas. 

Y, si bien hay muchas intervenciones de habilidades sociales disponibles para personas con TEA, pocas de las intervenciones conducen a resultados prácticos y generalizables. Lo que se aprende en un programa estructurado de habilidades sociales a menudo no se puede aplicar en el «mundo real».

 

 

5. Eficacia de la terapia con piezas encastrables

terapias de juego con bloques encastrables

Inicialmente, los resultados son prometedores. 

Se hizo una revisión de 15 estudios que involucraron el uso de la terapia LEGO o intervenciones de LEGO® para niños con TEA. En ella, se encontró que en 14 de los 15 estudios, se registraba mejora en las habilidades sociales y de comunicación: el deseo de jugar con los demás, interacciones sociales y compromiso.  Lo cierto, es que la mejor manera de saber si la terapia con LEGO® es adecuada para tu hij@, es intentarlo. Porque cada persona es cada persona y lo que funciona en 14/15 podría no funcionar en tu caso. Sin embargo, los resultados registrados son claramente alentadores. 

Los ayuda tanto a ellos como tu familia, ya que no nos centramos en sus debilidades sino en sus fortalezas. Focalizamos, potenciamos y hacemos visible lo que sí pueden y a partir de allí ampliamos hacia nuevas experiencias de juego.

Legoterapia y autismo

Hasta ahora, lo que introdujimos de legoterapia es válido para muchos trastornos de comportamiento o síndromes comunicacionales. Ahora veamos específicamente por qué se considera que esta terapia es aplicable para el tratamiento del TEA. Y por qué la hemos incluido entre las terapias alternativas disponibles. 

1.  ¿Es la terapia LEGO útil en el autismo?

Legoterapia o terapias de juego con bloques encastrables

Existe una razón para creer que la legoterapia puede ser buena para l@s niñ@s con TEA, especialmente si tienen afinidad o interés en la «edificación» o construcción. Por ejemplo, es interesante ver los resultados de un estudio de observación de un niño en edad preescolar con TEA.  El ella, observaron que -después de participar en tres sesiones de intervenciones de legoterapia con compañeros de desarrollo típico en  preescolar-, el niño demostró: mejora en las interacciones sociales, contacto visual, habilidades verbales y deseo de jugar con los demás y la voluntad de compartir.

Otro pequeño estudio (todos los estudios de esta terapia son pequeños aún) encontró que los comportamientos pro-sociales de niños con autismo mejoraron después de participar en un programa de legoterapia de 10 semana. Además, estos resultados fueron duraderos. Sabiendo que existen hallazgos de investigación que respaldan la efectividad de la terapia LEGO® y que puede ser buena para los niños con TEA, echemos un vistazo a cómo funciona.

 

2. ¿Por qué es útil la terapia con piezas encastrables?

bloques encastrables

LEGO Therapy es mucho más que transformar una pila de ladrillos LEGO® en un proyecto completo. Es una forma de terapia de juego grupal con pautas específicas. Esto es parte de la clave de su éxito. Y por muchas razones más, LEGO Therapy es una intervención de habilidades sociales exitosa para niñ@ y jóvenes con TEA. 

Recordemos que la estructura y los materiales sistemáticos atraen a las personas con TEA. Debido a la naturaleza altamente estructurada y predecible de LEGO®, es atractivo para l@s niñ@s con TEA. Particularmente, se estaría utilizando con más éxito en l@s de autistas de funcionamiento más alto. 

 

3. Resultados esperados

La legoterapia es una herramienta exitosa para abordar las habilidades en el aspecto de comunicación social. Los resultados que se buscan en la terapia son:  

  • un inicio sostenido de mejora en el contacto social,
  • una mayor duración de la interacción social y
  • una rigidez reducida (se estableció en comparación con los que están en una lista de espera para participar en la terapia LEGO®)
  • aprender a tomar turnos,
  • compartir con el compañero y
  • practicar la atención conjunta.

A su vez, ponen en práctica su imaginación. Por otro lado, l@s ayuda a mejorar su flexibilidad y la adaptación. Además, tienen a resolver conflictos y los ayuda a tener las herramientas necesarias para enfrentarlos. Se busca que comprendan que los otros compañeros en algunos casos pueden pensar diferente. Es decir, se trabaja la cognición social y la posibilidad de utilizar la empatía.

 

4. Síntesis de habilidades que pueden desarrollarse con legoterapia

Además de los resultados específicos del punto anterior, podrían desarrollarse las siguientes habilidades, agrupadas por área:

  • habilidades sociales

    • turnarse para trabajar
    • aprender a pedir ayuda
    • ser amables entre sí
    • hacer contacto visual, con el terapeuta y los demás
    • quedarse dentro del espacio del edificio
  • manejo de la motricidad fina

    • patrones de presión con diferentes dedos de las manos 
    • obedecer órdenes del terapeuta o de los demás
    • alternar movimientos diferentes bajos la dirección del terapeuta
    • utilizar herramientas como pinzas, tenazas o palillos
  • desarrollar habilidades motoras de percepción visual

    • encontrar ladrillos específicos
    • crear proyectos simétricos
    • hacer coincidir tamaños y formas
    • alinear correctamente 
    • seguir un diagrama
    • identificar formas con ojos cerrados
  • desarrollar habilidades cognitivas 

    • identificar ladrillos por color, tamaño y forma
    • crear torres de acuerdo con tamaños
    • contar número total de ladrillos o ladrillos por color
    • clasificar ladrillos en cajas identificadas por tamaño y color
    • seguir instrucciones para colocar ladrillos: entre, arriba, abajo, izquierda, derecha, etc.
  • desarrollar habilidades sensoriomotoras

    • bloquear ladrillos juntos
    • encontrar objetos como crayones, llaves, monedas o bolitas, escondidas en un cubo o caja lleno de ladrillos.
    • pararse o caminar descalzo sobre una «carretera» LEGO de 30 cm de ancho sin caerse
    • levantar y dejar caer ladrillos en un balde cuando esté acostado boca abajo en un columpio o hamaca
  • desarrollar habilidades de autoeficacia

    • Expresar placer al participar y completar la tarea.
    • Iniciar el deseo de usar LEGO en sesiones de terapia posteriores.

 

5. Reglas de juego en legoterapia

El proceso del juego dirigido con piezas LEGO®, requiere una división de trabajo, comunicación, establecimiento de reglas y compromiso social. La Terapia LEGO® implica varios roles que deben l@s tres niñ@s participantes. Idealmente, deben cambiar, en el transcurso de una sesión de 60 minutos.

Los roles son: ingeniero, proveedor y constructor. El ingeniero dirige y describe las instrucciones del proyecto. El proveedor localiza las piezas correctas y las pasa al constructor. El constructor junta los ladrillos.

Finalmente, para que el proyecto pase de los ladrillos al producto final, los tres jugadores deben poder comunicarse entre sí. Pueden hacerlo verbalmente o no. Eso sí, deben participar en la atención conjunta, la creatividad y la resolución de problemas. Las reglas también deben establecerse entre los «jugadores».

Por lo general, se incluyen:

  • reglas de construcción, por ejemplo: quien rompe el proyecto debe arreglarlo y volver a poner piezas de donde las sacó;
  • reglas de conducta, por ejemplo: no pisar el LEGO®, los muebles o entre ellos
  • reglas sociales, por ejemplo no alejarse del LEGO, no burlarse y no gritar.

Por lo general, los padres no participan en la legoterapia, ya que pueden interrumpir el flujo del proceso de construcción. 

 

6. Nuestra opinión y consejo sobre la legoterapia

Como terapia alternativa, pensamos que vale la pena intentar aplicarla. Une perfectamente los aspectos de juego -imprescindibles en la niñez- con el amor a la estructura típico de personas con TEA. 

Como producto en sí, consideramos que sería más adecuado que estuviera desarrollado en piezas de madera o de material no plástico, por criterios ambientales. Tal vez existan terapistas que lo desarrollen con materiales no plásticos. 

En tercer lugar, tener en cuenta que hay que diferenciar el juego simple, del juego dirigido como terapia. Si se buscan los resultados de la legoterapia, aconsejamos que se haga siempre con terapistas. Esto no obsta que se elija regalar LEGOS para recreación de l@s niñ@s. 

 

 

(1) Daniel B. LeGoff es un neuropsicólogo pediátrico con licencia y certificado, y el pionero de la Terapia LEGO®. Graduado en psicología de la Universidad de Winnipeg, Canadá, el Dr. LeGoff recibió una maestría y un doctorado en psicología clínica de la Universidad Simon Fraser en Vancouver, Columbia Británica. Luego completó la residencia y la formación postdoctoral en la Facultad de Medicina de la Universidad Northwestern en Chicago y el Centro Médico Queen’s en Honolulu. Se especializa en la evaluación y el tratamiento de afecciones del desarrollo neurológico y del comportamiento neurológico en bebés, niños y adolescentes.

Deja un comentario