La tecnología y el autismo 

Las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) para el autismo

La utilización de tecnologías de la información y la comunicación (TICs) es útil y eficaz para la educación en general. Especialmente, son útiles en el desarrollo del aprendizaje de niñ@s con necesidades educativas especiales (NEE).  Por ejemplo, los niños con de trastorno del espectro autista (TEA).

 

Precisamente, para favorecer este proceso que se empieza a desarrollar desde los entornos educativos informales (familia, ocio,…) integración de la nueva cultura: alfabetización digital, material didáctico, bases de información, fuentes para realizar trabajos, etc. Por eso, es importante la presencia en clase de la computadora u ordenador desde los primeros cursos. Siempre como un instrumento más, con distintas finalidades: lúdica, informativa, de comunicación, etc. 

TICs para el autismo
Recordar que todo lo dicho en el artículo de la sección de APRENDER y ENSEñAR, se aplica también a las TICs. Ambas cosas van de la mano.

 

Uso de herramientas tecnológicas para niños autistas

En el ámbito educativo el uso de las TIC no se debe limitar a transmitir sólo conocimientos. Además, debe capacitar en determinadas destrezas: 

La estimulación de la creatividad.

La experimentación y manipulación.

Respetar el ritmo de aprendizaje de los demás.

El trabajo en grupo favoreciendo la socialización.

La curiosidad y espíritu de investigación.

Por eso, el recurrir a la tecnología debe tener como fin ayudar a estudiantes con trastorno del espectro autista (TEA) a trabajar sus habilidades para comunicarse. También, para desarrollar positivamente sus reacciones al entorno.  En los últimos años,  la tecnología está contribuyendo significativamente a la mejora de la educación del alumnado que presenta dificultades en la comunicación e integración social.

 

 

Ventajas de las herramientas tecnológicas para niños autistas

Ventajas que tiene la aplicación de las TICs en el proceso de enseñanza-aprendizaje para niñ@s con TEA

 

1.Motivación para aprender 

L@s niñ@s se encontrarán más motivad@s utilizando las herramientas de tecnologías de la información y comunicación,  puesto que les permiten una experiencia amena, divertida, en el ámbito de tu interés. Posiblemente, es la ventaja más importante puesto si no tienen motivación, l@s niñ@s no pondrán interés (que es el siguiente punto).

 

2.Interés en las materias propuestas

El interés por la materia es algo que a través de las TICs aumenta. Los recursos de animaciones, vídeos, audio, gráficos, textos y ejercicios interactivos refuerzan la comprensión. Recordar lo expresado por Temple Grandin y recogido en un artículo de la Tienda: la persona con autismo tiende a «pensar en imágenes». Por tanto, es fácil comprender la cantidad de herramientas que nos pueden aportar las TICs.

 

3.Interactividad virtual 

La actitud del niñ@ frente a la interactividad estimula la reflexión, el cálculo de consecuencias y provoca una mayor actividad cognitiva. Además, puede interactuar, e iniciar procesos de comunicación gradual. Así se enriquece su aprendizaje. La interactividad favorece el proceso de enseñanza y aprendizaje. Lo hace más dinámico y didáctico. 

 

4. Proceso de comunicación

Se fomenta la experiencia comunicacional directa, por repetición. Por ejemplo, si tu hijo presenta resistencia a responder a su nombre o a presentarse ante desconocidos, la repetición de la experiencia a través de las TICs puede facilitar la incorporación de la habilidad. La comunicación ya no es formal, tan directa sino mucho más flexible. Especialmente, no genera el estrés social inicial. Puede practicarse una y otra vez, hasta que se incorpore, por ejemplo, el saludo. 

 

5. Fomento de la autonomía

Las tecnologías de la información y comunicación fomentan la autonomía. ¿Por qué? Debido a que la persona puede buscar información por sí misma. Inicialmente, necesitará aprender a utilizarla y -especialmente- a seleccionarla. Esta labor es muy importante y la deberá enseñar el docente (o los miembros de la familia capacitados para ello). Luego, l@s alumn@s aprenden a tomar decisiones por sí mismos. Pero también, aprenden a ser dueños de sus propias «reacciones virtuales». Por tanto, refuerza el trabajo de enseñanza aprendizaje.