Mujer leyendo

Síndrome de Asperger

Asperger y trastorno autista

Asperger y trastorno autista están en esos momentos considerados dentro del TEA. Por tanto, no son síndromes separados.

 

Aún hoy,  se sigue usando la expresión síndrome de Asperger, que conservamos en el título. Cuando conoces a alguien que tiene síndrome de Asperger, es posible que notes dos cosas de inmediato. Primero que es tan inteligente o más que otras personas. Segundo, que tiene más problemas con las habilidades sociales. También, que tiende a tener un enfoque obsesivo en un tema o realizar los mismos comportamientos una y otra vez.

Previamente, los médicos solían pensar en el Asperger como una enfermedad o como un síndrome diferente. Pero en 2013, la edición más reciente del libro de referencia (DSM-V), cambió la forma en que se clasifica.

Hoy en día, el síndrome de Asperger técnicamente ya no es un diagnóstico por sí solo. Asperger y trastorno autista son parte de una categoría más amplia llamada trastorno del espectro autista (TEA). Este grupo de condiciones relacionados comparte algunos síntomas. Aun así, mucha gente todavía usa el término síndrome de Asperger.

 

Asperger y autismo

La condición es lo que los médicos llaman un tipo de TEA de “alto funcionamiento”. Esto significa que los síntomas son menos graves que otros tipos de trastornos del espectro autista y que el “funcionamiento” de la persona puede pasar inadvertida en la sociedad.

El DSM-V también incluye un nuevo diagnóstico, llamado trastorno de la comunicación social pragmática, que tiene algunos síntomas que se superponen con los de Asperger. Los médicos lo utilizan para describir a las personas que tienen problemas para hablar y escribir, pero que tienen una inteligencia normal.

 

Síntomas del Asperger

Muchos de los síntomas son semejantes a otras condiciones del espectro Autista. En otra sección de la web, están desarrollados con profundidad los síntomas esperables en niños autistas. 

Asperger y trastorno autista
Desde pequeño el niño o niña puede mostrar fijación con algunos temas, juegos o preferencias.

Acá, presentamos los específicos del Asperger. Empiezan temprano en la vida. Por tanto, si eres mamá o papá de un niño “aspie” (término habitual en jerga adolescente), es posible que notes que le cuesta o no puede hacer contacto visual. También, puedes encontrar que tu hijo parece estar incómodo en situaciones sociales y no sabe qué decir o cómo responder cuando alguien le habla.

Otra cosa es que el niño puede pasar por alto las señales sociales que son obvias para otras personas. Por ejemplo el lenguaje corporal o las expresiones en los rostros de las personas. Así, es posible que no se dé cuenta de que cuando alguien cruza los brazos y frunce el ceño, está enojado.

Otro signo es que tu hijo puede mostrar pocas emociones. Es posible que no sonría cuando está feliz o que no se ría de un chiste. O puede hablar de una manera más plana o un tanto robótica.

También es posible que hable de sí mismo la mayor parte del tiempo y se concentre con mucha intensidad en un solo tema. Puede ser cualquier cosa: estadísticas de los partidos de fútbol, datos referidos al cambio climático o razas de perros. Y podría ser muy insistente, especialmente en un tema que le interesa. También puede hacer los mismos movimientos repetidamente.

Además, posiblemente no le guste el cambio. Por ejemplo, puede comer la misma comida en el desayuno todos los días sin problemas, y enojarse por tener que pasar de una clase a otra durante el día escolar.

 

Diagnóstico del Asperger

Si notas signos en tu hijo, consulta a tu pediatra. Él puede derivarlo a un experto que se especialice en TEA, como uno de estos.

Madre e hija
Es esencial la capacidad de los padres de identificar conductas fuera de lo estándar para la edad y el entorno.

El tema que posiblemente ocurra es que el Asperger es una condición de alto rendimiento. Puede fácilmente considerarse que es su forma de ser, su carácter, un modo de diferenciarse de sus hermanos, etc. Por tanto, en muchos casos no se diagnostica a tiempo y el niño puede sufrir en algún momento, innecesariamente. Si tu pediatra no está seguro/a del diagnóstico, es bueno que sepas que hay otros profesionales preparados para hacerlo:

La afección a menudo se trata con un enfoque de equipo. Eso significa que podrías consultar a más de un profesional para el cuidado de tu hijo.

  • Psicólog@. Puede diagnosticar y tratar problemas emocionales y de comportamiento.
  • Psicopedagog@. Muchas veces serán lo que están más directamente involucrados en el funcionamiento escolar del niño. Pueden diagnosticar y tratar el Asperger en cuanto a su aspecto de aprendizaje.
  • Neurólog@ pediatra. Trata afecciones neurológicas, que pueden estar vinculadas con el Asperger.
  • Pediatra del desarrollo. Se especializa en problemas del habla y el lenguaje y otros problemas del desarrollo del niño.
  • Psiquiatra. Tiene experiencia en problemas de salud mental y puede recetar medicamentos para tratarlos.
  • Psiquiatra infantil. Una sub-especialidad de la Psiquiatría focalizada en el diagnóstico y tratamiento de los niños.

 

Tratamiento del Asperger

Cada niño es diferente, por lo que no existe un enfoque único para todos los niños con Asperger y trastorno autista. Es posible que tu médico deba probar algunas terapias diferentes hasta encontrar una que funcione.

Los tratamientos pueden incluir:

  • Entrenamiento de habilidades sociales. En grupos o sesiones individuales, los terapeutas le enseñan a tu hijo cómo interactuar con los demás y expresarse de manera más apropiada. Las habilidades sociales a menudo se aprenden mejor modelando el comportamiento típico.
  • Terapia del habla y el lenguaje. Esto ayuda a mejorar las habilidades de comunicación de tu hijo. Por ejemplo, aprenderá a usar un patrón normal de tonalidades del habla. Además, aprenderá habilidades para mantener una conversación bidireccional. Por último, herramientas para comprender las señales sociales (como los gestos con las manos y contacto visual).
  • Terapia cognitivo-conductual. Ayuda a tu hijo a cambiar su forma de pensar, para que pueda controlar mejor sus emociones y comportamientos repetitivos. Podrá manejar temas diarios como arrebatos, crisis nerviosas y obsesiones.
  • Educación y capacitación para padres. Aprenderás muchas de las mismas técnicas que le enseñan a tu hijo; así podrás trabajar en las habilidades sociales con él en casa.
  • Coaching: Algunas familias les viene bien consultar una persona a modo de consejero para que las ayude a lidiar con los desafíos de vivir con alguien con Asperger.
  • Analisis de comportamiento aplicado. Es una técnica que fomenta las habilidades sociales y de comunicación positivas en tu hijo y desalienta el comportamiento que preferiría no ver. El terapeuta utilizará elogios u otro “refuerzo positivo” para obtener resultados.

 

Terapias alternativas para Asperger y trastorno autista

Además, hay otra serie de terapias alternativas que pueden aplicar las familias, de acuerdo con sus preferencias, presupuestos, gustos del niño, etc. 

Todas las terapias que sean naturales, económicas y que la familia sienta que es familiar a su dinámica son interesantes de considerar.

Terapia equina
Las terapias con animales son siempre aconsejables para los niños.

En esta línea: masajes corporales, terapia musical, terapias con animales, terapias con aromas, danza, dietas consensuadas con nutricionistas, juegos, actividades sociales y recreativas,  estimulación de hobbies e intereses, etc.

 

 

 

Medicación para el TEA y Asperger

Como en cualquier caso en que se encaren problemas conductuales, se puede plantear la necesidad de acompañar con medicación. Jamás deberán los padres o la familia en general administrar fármacos sin prescripción médica.

No hay ningún medicamento conocido que trate específicamente los las personas con Asperger y trastorno autista. Sin embargo, algunos medicamentos pueden ayudar con los síntomas relacionados, como la depresión y la ansiedad.

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS)
  • Fármacos antipsicóticos
  • Medicamentos estimulantes
  • Relajantes naturales

 

Famosos con Asperger

Con el tratamiento adecuado, tu hijo con Asperger o trastorno autista, puede aprender a controlar algunos de los desafíos sociales y de comunicación que enfrenta. Puede tener un buen desempeño en la escuela y tener éxito en la vida, sin necesidad de ser un genio o super dotado.

En otra sección de la web se ha incluido una apartado especial para famos@s con trastorno del espectro autista.  Desde esa página, puedes acceder a la vida de muchos personajes como Messi, Satoshi, Greta Thunberg, etc. 

Greta Asperger
Greta Thunberg – es una adolescente famosa por tomar el Síndrome de Asperger y enarbolarlo como un súper poder.

Se puede resaltar particularmente es el caso de Greta, por ser líder de una generación milenial.

En su generación, el espectro autista -y específicamente el Asperger- se trata con naturalidad e incluso como un signo de personalidad destacada. Así nació el hashtag #aspiepower  con el que Greta convirtió un intento de desacreditarla en un “caballito de batalla” en su activismo por el cambio climático.

El Asperger como “superpoderes” puede ser el escalón donde puedan apoyarse las próximas generaciones dentro del espectro autista, para encarar con naturalidad su condición.

También la producción cinematográfica y de series de TV y streaming han advertido lo atractivo de personajes con Asperger. La tendencia es creciente y hemos tratado de recogerla en nuestro sitio. 

VOLVER ARRIBA
shares