Superar la ecolalia

Curar la ecolalia

¿Qué es la ecolalia?

Definición

Ecolalia es repetir palabras o frases fuera de contextoLa ecolalia (eco: repetición, lalia: referido al habla) es un trastorno del habla en el que la persona repite palabras o frases que ha escuchado, sin tener en cuenta el contexto o sin entender el significado de lo que está diciendo. 

La ecolalia se puede presentar en personas con trastornos del espectro autista o con otras discapacidades del desarrollo, así como en personas con problemas de comunicación o con daños cerebrales. Los episodios de ecolalia pueden ser breves o durar varios minutos, y pueden ser involuntarios o intencionales.

Es importante tener en cuenta que la ecolalia no es un trastorno en sí mismo, sino un síntoma de un trastorno subyacente, como el autismo o un trastorno del lenguaje

 

Ejemplos de ecolalia

Aquí hay algunos ejemplos de la utilización de la ecolalia. Recordar que la persona está, de alguna manera, tratando de comunicarse y lo hará:

  1. Repitiendo palabras o frases que se han escuchado en la televisión o en una conversación: «¡No muerdas a tu hermano! ¡No muerdas a tu hermano!»

  2. Diciendo preguntas o frases que se han escuchado anteriormente: «¿Quieres ir al parque? ¿Quieres ir al parque?»

  3. Repitiendo palabras o frases que se han escuchado en un libro o una película: «¡Un, dos, tres, cuatro, cinco! Un, dos, tres, cuatro, cinco!»

  4. Diciendo una y otra vez palabras o frases sin tener en cuenta el contexto: «¡Pan! ¡Pan!» (cuando no se está hablando de comida)

  5. Hablando con palabras o frases que se repiten sin entender su significado: «¡Gorila! ¡Gorila!» (cuando no se está hablando de animales)

 

 

La ecolalia en niños autistas

Ecolalia en niños con autismoEl autismo es un trastorno del neurodesarrollo. Como tal,  afecta la forma en que una persona se comunica y interactúa con los demás. Por eso, puede ocurrir que las personas con autismo pueden tener dificultades para comprender el lenguaje y las emociones de los demás. En consecuencia,  pueden tener dificultades para expresar sus propias necesidades y emociones.

La ecolalia es una de las formas en que las personas con autismo pueden intentar comunicarse, ya que pueden tener dificultades para usar el lenguaje de manera novedosa o para iniciar conversaciones.

La ecolalia puede ser:

  • una forma de autoestimulación o 
  • un modo de evitar la interacción social, 
  • un camino por el que  las personas con autismo intentan procesar y entender el mundo que les rodea. 

Los episodios de ecolalia -como se dijo- pueden ser breves o durar varios minutos. Además pueden ser involuntarios o intencionales. La ecolalia se debe tratar con terapia del habla y lenguaje y con otras intervenciones, como la terapia ocupacional y la terapia conductual.

Las observaciones realizadas a personas con autismo indican que tienden a repetir como un eco aquello que va dirigido directamente a ellas.

Cómo superar la ecolalia

1.Identificar la causa:

Es importante determinar la causa de la ecolalia para poder tratarla de manera adecuada. No es suficiente con decir «es un síntoma más del autismo». Lógicamente, esto puede requerir la evaluación de un profesional de la salud mental o del desarrollo.

2.Proporcionar apoyo y refuerzo

Ofrecer refuerzos y recompensas por usar el lenguaje de manera novedosa puede ayudar a alentar al individuo a usar el lenguaje de manera más efectiva. Cuando son pequeños, el uso de terapias «conductistas» puede ser una opción adecuada. 

3. Enseñar el lenguaje y las habilidades de comunicación

Esto lo saben los profesionales del habla. Pero, la terapia del habla y lenguaje puede ser muy útil para enseñar al individuo a usar el lenguaje de manera más efectiva y para mejorar sus habilidades de comunicación. Parece una utopía o algo obvio -depende desde dónde se mire-, pero usar tiempo para «enseñar»  a hablar en lugar de dar por sentado que lo hará por imitación, es muy valioso. 

Para superar la ecolalia es necesario la intervención de un especialista
Para superar la ecolalia es necesario la intervención de un especialista

4.Proporcionar un ambiente predictivo

crear un ambiente predecible y estructurado puede ayudar a reducir la ansiedad y el estrés, lo que puede reducir los episodios de ecolalia.

5.Establecer límites y normas claras

El simple hecho de establecer límites y normas claras puede ayudar a reducir la confusión y la frustración. En consecuencia,  puede reducir los episodios de ecolalia.

6.Fomentar la interacción social

Fomentar la interacción NO quiere decir forzarla. La terapia ocupacional y la terapia conductual pueden ser útiles para fomentar la interacción social y mejorar las habilidades de comunicación y de relación.

Es importante tener en cuenta que superar la ecolalia puede ser un proceso largo y requerirá tiempo y esfuerzo. Es posible que sea necesario trabajar con un equipo de profesionales de la salud mental y del desarrollo para obtener los mejores resultados. 

Sentido de la ecolalia

Un modo diferente de aprender a hablar

Los niños con TEA  usan la ecolalia porque aprenden el lenguaje de manera diferente

Los niños neurotípicos  tienden a comenzar a aprender el lenguaje primero entendiendo y usando palabras sueltas, y luego las unen gradualmente para formar frases y oraciones.

Los niños neurodivergentes a menudo siguen una ruta diferente. Sus primeros intentos de lenguaje pueden ser «fragmentos» más largos de lenguaje (frases u oraciones), que no pueden dividir en partes más pequeñas. Estos fragmentos son gramaticalmente más complicados de lo que podrían juntarse por sí mismos, y no entienden lo que significan las palabras individuales.

Por ejemplo, un niño puede decir “Es hora de que te bañes” cada vez que escucha a su padre llenar la bañera. Sabe que esas palabras tienen algo que ver con la hora del baño, pero no sabe qué significan individualmente «es», «hora», «para», «su» y/o «baño», y no puede usar estas palabras en otras oraciones. Debido a que no entiende todas las palabras, usa el pronombre incorrectamente (usando «tu baño» en lugar de «mi baño»).

 

 

La ecolalia a menudo tiene un propósito o mensaje

Propósito comunicacional de la ecolaliaPuede haber momentos en que los niños usen la ecolalia para calmar. En esos casos, la ecolalia no tiene la intención de enviar un mensaje a alguien. Pero también hay muchas razones por las que los niños usan la ecolalia para comunicarse. Por ejemplo:

  1. Pedir cosas (p. ej., un niño puede decir «¿Quieres una galleta?» para pedir una galleta, ya que ha escuchado que otros ofrecen galletas de esta manera antes)
  2. Iniciar una interacción o continuarla (por ejemplo, un niño puede iniciar un juego de las escondidas diciendo una frase del juego, como «¡Uno, dos, tres, cuatro…!»)
  3. Llamar la atención de alguien sobre algo (por ejemplo, un niño puede llamar la atención sobre algo que ha notado usando una oración que ha escuchado antes para llamar la atención sobre otra cosa, como «¡Es un pájaro, es un avión, es Superman!»)
  4. Protestar por algo (p. ej., si un niño imita «¿No quieres ponerte esos pantalones?», en realidad podría querer decir «yo no quiero ponerme los pantalones»).
  5. Responder sí (p. ej., si un niño imita «¿Quieres un poco de yogur?» justo después de que le hayan hecho esa pregunta, es posible que en realidad quiera un poco de yogur y realmente quiera decir «sí»)

¡Descubrir el significado detrás de la ecolalia puede ser bastante complicado! Pero mirar el contexto es muy importante, y pensar en el momento en que el niño lo escuchó originalmente la frase que repite, también puede ayudar. Con un poco de trabajo de detective, es posible averiguar lo que está tratando de decirte.

 

 La ecolalia es un trampolín hacia un lenguaje flexible

Inicialmente, los niños hacen eco de «trozos» de lenguaje sin entender lo que significan. Más adelante, comienzan a modificar estos fragmentos de lenguaje. Mezclan y recombinan palabras y frases que han usado (esto se llama “ecolalia mitigada”).

A medida que comienzan a comprender más el lenguaje, algunos niños usan oraciones más cortas o simplemente usan una o dos palabras para expresarse. Gradualmente, el lenguaje se vuelve más espontáneo y flexible. La ecolalia se puede usar ocasionalmente, especialmente cuando un niño está cansado, confundido o frustrado. Pero se usan más palabras y frases de manera adecuada y flexible una vez que aumenta la comprensión del niño.

La ecolalia puede ser confusa. Pero al comprender por qué los niños lo usan y cómo sirve como puente hacia un lenguaje más flexible, estará mejor equipado para ayudar a un niño que usa ecolalia.

Deja un comentario