Superar la ecolalia

superar la ecolalia

Curar la ecolalia

¿Qué es la ecolalia?

Definición

Ecolalia es repetir palabras o frases fuera de contextoLa ecolalia (eco: repetición, lalia: referido al habla) es un trastorno del habla en el que la persona repite palabras o frases que ha escuchado, sin tener en cuenta el contexto o sin entender el significado de lo que está diciendo. 

La ecolalia se puede presentar en personas con trastornos del espectro autista o con otras discapacidades del desarrollo, así como en personas con problemas de comunicación o con daños cerebrales. Los episodios de ecolalia pueden ser breves o durar varios minutos, y pueden ser involuntarios o intencionales.

Es importante tener en cuenta que la ecolalia no es un trastorno en sí mismo, sino un síntoma de un trastorno subyacente, como el autismo o un trastorno del lenguaje

 

Ejemplos de ecolalia

Aquí hay algunos ejemplos de la utilización de la ecolalia. Recordar que la persona está, de alguna manera, tratando de comunicarse y lo hará:

  1. Repitiendo palabras o frases que se han escuchado en la televisión o en una conversación: «¡No muerdas a tu hermano! ¡No muerdas a tu hermano!»

  2. Diciendo preguntas o frases que se han escuchado anteriormente: «¿Quieres ir al parque? ¿Quieres ir al parque?»

  3. Repitiendo palabras o frases que se han escuchado en un libro o una película: «¡Un, dos, tres, cuatro, cinco! Un, dos, tres, cuatro, cinco!»

  4. Diciendo una y otra vez palabras o frases sin tener en cuenta el contexto: «¡Pan! ¡Pan!» (cuando no se está hablando de comida)

  5. Hablando con palabras o frases que se repiten sin entender su significado: «¡Gorila! ¡Gorila!» (cuando no se está hablando de animales)

 

 

La ecolalia en niños autistas

Ecolalia en niños con autismoEl autismo es un trastorno del neurodesarrollo. Como tal,  afecta la forma en que una persona se comunica y interactúa con los demás. Por eso, puede ocurrir que las personas con autismo pueden tener dificultades para comprender el lenguaje y las emociones de los demás. En consecuencia,  pueden tener dificultades para expresar sus propias necesidades y emociones.

La ecolalia es una de las formas en que las personas con autismo pueden intentar comunicarse, ya que pueden tener dificultades para usar el lenguaje de manera novedosa o para iniciar conversaciones.

La ecolalia puede ser:

  • una forma de autoestimulación o 
  • un modo de evitar la interacción social, 
  • un camino por el que  las personas con autismo intentan procesar y entender el mundo que les rodea. 

Los episodios de ecolalia -como se dijo- pueden ser breves o durar varios minutos. Además pueden ser involuntarios o intencionales. La ecolalia se debe tratar con terapia del habla y lenguaje y con otras intervenciones, como la terapia ocupacional y la terapia conductual.

Las observaciones realizadas a personas con autismo indican que tienden a repetir como un eco aquello que va dirigido directamente a ellas.

Cómo superar la ecolalia

1.Identificar la causa:

Es importante determinar la causa de la ecolalia para poder tratarla de manera adecuada. No es suficiente con decir «es un síntoma más del autismo». Lógicamente, esto puede requerir la evaluación de un profesional de la salud mental o del desarrollo.

2.Proporcionar apoyo y refuerzo

Ofrecer refuerzos y recompensas por usar el lenguaje de manera novedosa puede ayudar a alentar al individuo a usar el lenguaje de manera más efectiva. Cuando son pequeños, el uso de terapias «conductistas» puede ser una opción adecuada. 

3. Enseñar el lenguaje y las habilidades de comunicación

Esto lo saben los profesionales del habla. Pero, la terapia del habla y lenguaje puede ser muy útil para enseñar al individuo a usar el lenguaje de manera más efectiva y para mejorar sus habilidades de comunicación. Parece una utopía o algo obvio -depende desde dónde se mire-, pero usar tiempo para «enseñar»  a hablar en lugar de dar por sentado que lo hará por imitación, es muy valioso. 

Para superar la ecolalia es necesario la intervención de un especialista
Para superar la ecolalia es necesario la intervención de un especialista

4.Proporcionar un ambiente predictivo

crear un ambiente predecible y estructurado puede ayudar a reducir la ansiedad y el estrés, lo que puede reducir los episodios de ecolalia.

5.Establecer límites y normas claras

El simple hecho de establecer límites y normas claras puede ayudar a reducir la confusión y la frustración. En consecuencia,  puede reducir los episodios de ecolalia.

6.Fomentar la interacción social

Fomentar la interacción NO quiere decir forzarla. La terapia ocupacional y la terapia conductual pueden ser útiles para fomentar la interacción social y mejorar las habilidades de comunicación y de relación.

Es importante tener en cuenta que superar la ecolalia puede ser un proceso largo y requerirá tiempo y esfuerzo. Es posible que sea necesario trabajar con un equipo de profesionales de la salud mental y del desarrollo para obtener los mejores resultados. 

Sentido de la ecolalia

Un modo diferente de aprender a hablar

Los niños con TEA  usan la ecolalia porque aprenden el lenguaje de manera diferente

Los niños neurotípicos  tienden a comenzar a aprender el lenguaje primero entendiendo y usando palabras sueltas, y luego las unen gradualmente para formar frases y oraciones.

Los niños neurodivergentes a menudo siguen una ruta diferente. Sus primeros intentos de lenguaje pueden ser «fragmentos» más largos de lenguaje (frases u oraciones), que no pueden dividir en partes más pequeñas. Estos fragmentos son gramaticalmente más complicados de lo que podrían juntarse por sí mismos, y no entienden lo que significan las palabras individuales.

Por ejemplo, un niño puede decir “Es hora de que te bañes” cada vez que escucha a su padre llenar la bañera. Sabe que esas palabras tienen algo que ver con la hora del baño, pero no sabe qué significan individualmente «es», «hora», «para», «su» y/o «baño», y no puede usar estas palabras en otras oraciones. Debido a que no entiende todas las palabras, usa el pronombre incorrectamente (usando «tu baño» en lugar de «mi baño»).

 

 

La ecolalia a menudo tiene un propósito o mensaje

Propósito comunicacional de la ecolaliaPuede haber momentos en que los niños usen la ecolalia para calmar. En esos casos, la ecolalia no tiene la intención de enviar un mensaje a alguien. Pero también hay muchas razones por las que los niños usan la ecolalia para comunicarse. Por ejemplo:

  1. Pedir cosas (p. ej., un niño puede decir «¿Quieres una galleta?» para pedir una galleta, ya que ha escuchado que otros ofrecen galletas de esta manera antes)
  2. Iniciar una interacción o continuarla (por ejemplo, un niño puede iniciar un juego de las escondidas diciendo una frase del juego, como «¡Uno, dos, tres, cuatro…!»)
  3. Llamar la atención de alguien sobre algo (por ejemplo, un niño puede llamar la atención sobre algo que ha notado usando una oración que ha escuchado antes para llamar la atención sobre otra cosa, como «¡Es un pájaro, es un avión, es Superman!»)
  4. Protestar por algo (p. ej., si un niño imita «¿No quieres ponerte esos pantalones?», en realidad podría querer decir «yo no quiero ponerme los pantalones»).
  5. Responder sí (p. ej., si un niño imita «¿Quieres un poco de yogur?» justo después de que le hayan hecho esa pregunta, es posible que en realidad quiera un poco de yogur y realmente quiera decir «sí»)

¡Descubrir el significado detrás de la ecolalia puede ser bastante complicado! Pero mirar el contexto es muy importante, y pensar en el momento en que el niño lo escuchó originalmente la frase que repite, también puede ayudar. Con un poco de trabajo de detective, es posible averiguar lo que está tratando de decirte.

 

 La ecolalia es un trampolín hacia un lenguaje flexible

Inicialmente, los niños hacen eco de «trozos» de lenguaje sin entender lo que significan. Más adelante, comienzan a modificar estos fragmentos de lenguaje. Mezclan y recombinan palabras y frases que han usado (esto se llama “ecolalia mitigada”).

A medida que comienzan a comprender más el lenguaje, algunos niños usan oraciones más cortas o simplemente usan una o dos palabras para expresarse. Gradualmente, el lenguaje se vuelve más espontáneo y flexible. La ecolalia se puede usar ocasionalmente, especialmente cuando un niño está cansado, confundido o frustrado. Pero se usan más palabras y frases de manera adecuada y flexible una vez que aumenta la comprensión del niño.

La ecolalia puede ser confusa. Pero al comprender por qué los niños lo usan y cómo sirve como puente hacia un lenguaje más flexible, estará mejor equipado para ayudar a un niño que usa ecolalia.

Dejar el azúcar

Dejar el azúcar

PLAN DE AUTISMO SIN AZÚCAR

Desafío TEA de dejar el azúcar

El azúcar en la dieta de los niños

Azúcar y golosinasDejar el  azúcar es una meta que está recomendada varias veces dentro de esta web. Por ello publicamos un artículo llamado «dieta sin azúcar»

Ese artículo se refiere específicamente a un tipo de dieta. Sin embargo, con el tiempo hemos pensado que no es suficiente circunscribir la recomendación a una simple dieta. Nos parece suficientemente importante como para plantear la posibilidad de quitar el azúcar de la alimentación diaria de l@s niñ@s con TEA.  Y en este artículo queremos plantear como un paso simple y esencial… el dejar el azúcar. Así de sencillo es el enunciado. 

A continuación, detallamos los motivos. 

 

Introducción a dejar el azúcar 

Existen investigaciones que muestran que el consumo de azúcar puede afectar negativamente a la función cerebral. Los niños que consumen demasiado azúcar tienden a tener menos volumen de materia gris en las partes del cerebro responsables de procesar las emociones y regular el estado de ánimo.

El azúcar es una sustancia inflamatoria. Provoca movimientos erráticos de las células cerebrales. Además, es altamente adictiva. Las personas con TEA tienen baja tolerancia a la glucosa y tienden a tener niveles exagerados de insulina. Por lo tanto, el consumo de azúcar puede aumentar, con el tiempo y la exposición crónica al consumo de azúcar, la llamada «resistencia a la insulina» origen de muchas enfermedades.

Los estudios también demuestran que los niños con autismo que padecen problemas gastrointestinales no metabolizan el azúcar de forma eficiente,  debido a la insuficiencia de enzimas y transportadores responsables de la digestión del azúcar.

Por lo tanto, evitar y reducir la ingesta de azúcar puede ayudar a reducir el riesgo de efectos negativos en la salud del cerebro, mejorar la concentración y disminuir el riesgo de crisis nerviosas.

Cómo empezar a dejar el azúcar (3)

1. No le prohibas, comunícale

Dile que el azúcar es mala para su panza, estómago, guata (o como suelas hablarle). Dile claramente que para que se sienta bien todos los días, su familia va a cuidar la alimentación en las comidas.  

2. Menú libre de azúcar

Mantén un menú libre de azúcar. Preferentemente, libre de todo hidrato de carbono refinado. Simplemente, lo que está al alcance de la mano no debería tener azúcares. 

3. Comunícale antes

No le prohíbas que coma lo que tiene delante o lo que acaba de ver y quiere. Recuerda que tu niñ@ ama la rutina, odia las «sorpresas». Tiene que saber con anticipación que es una decisión de la familia el hecho de que no haya azúcar dentro de su alimentación diaria. 

Pasos para dejar el azúcar

4. Repite las mismas palabras

Como lo explicamos con referencia a dejar los pañales, a tu niñ@ con TEA deberás decirle las mismas palabras. Elígelas cuidadosamente: «(su nombre) come siempre sano», «en casa comemos rico y sano» o lo que te parezca a ti.

%. Los 5 primeros días serán los más difíciles

Puede tener berrinches violentos. Pasarán unos días hasta que vaya bajando la adicción creada hacia los alimentos con azúcar. Ten paciencia.  De a poco, el cuerpo de ni niñ@ se irá acostumbrando a los alimentos saludables. 

5. Pictogramas

pictogramasComo recordamos siempre, en la comunicación con un autista, las imágenes son esenciales. 

Para la comunicación, te aconsejamos usar una lámina como la que incluimos aquí. Dentro de ésta, le podrás señalar cuáles son los alimentos que ese día va a tener como almuerzo, merienda, cena… Si es más grande, podrás darle a elegir cuál grupo de alimentos prefiere. 

 

El reemplazo de alimentos azucarados

Como ya mencionamos, es esencial que tu hijo o hija sepa y/o perciba que va a tener disponibles alimentos que le gustarán, que serán sabrosos al paladar. Las golosinas saludables tendrán un espacio importante en su vida y podrá elegirlas. Todo el modo en que se plantee el dejar el azúcar de lado debe ser positivo. Si no, no hay triunfo posible a la vista. 
recetas para dejar el azúcar

Para ello, será necesario que crees platos que actúen como reemplazos de los alimentos azucaradnos. Por ejemplo, trufas hechas con manteca de maní, nueces y coco. Como las que se pueden ver en a foto a la derecha. 

No tengas miedo de incorporar más grasas saludables a la alimentación habitual de tu hijo. El aceite de coco, el aceite de oliva, la manteca ghee, la crema de leche sin endulzar, la palta o aguacate, el tahini, la manteca de maní sin azúcar, etc. Esto hará que se sienta saciado más fácilmente. 

frutas secas

Piensa que estás poniendo los fundamentos de una vida sana y los pilares para que tu hij@ elija de modo habitual comer saludablemente. Cuando vaya creciendo, le podrás ir transmitiendo los datos técnicos que usualmente suelen atraer a las personas del espectro autista. Una ver que las incorpore a su vida, será incluso mucho más fácil de mantener el hábito que en el caso de niño o niña neurotípic@s.

Comer en positivo

Un niño autista con una dieta adecuada estará preparado para encarar exitosamente los desafíos que le puede presentar la neurodiversidad.

Siempre será más fácil el camino de dejar el azúcar si lo encaras desde el punto de vista de las posibilidades y no de las prohibiciones. Por eso, acá te queremos ayudar con un listado amplio que tú podrás ir ampliando a medida que te abras al inmenso campo de posibilidades que te brinda la naturaleza. 

Que ingredientes no olvidar

  1. Vegetales de todos colores. Si puedes reemplazar las papas o patatas por camotes o batatas, mejor. Deja que coma los vegetales como le gusten: con la mano, pelados o rallados. Es importante que se acostumbre a comerlos (y muchas veces los niños y niñas son reacios a las hortalizas), por lo que trata de respetar el modo que tenga de acercarse a ellos. 
  2. Frutas: el tipo de fruta depende de los países. No les agregues jamás azúcar. Trata de que sean lo más variadas posibles. Dentro de las frutas, es necesario destacar el aguacate por sus características especialmente beneficiosas. 
  3. Hongos comestibles: secos o frescos, son un reino aparte (reino fungi). Girgolas, Shitakee, Portobello, Champiñones, trufas, etc. tienen la capacidad de remover los radicales libres que se acumulan en nuestro cuerpo, lo que les confiere un papel protector. También ofrecen antioxidantes como la vitamina E, el β-caroteno, la vitamina C, la albúmina, los flavonoides, selenio, cobre y zinc, entre otros.
  4. Frutas secas: nueces, almendras, avellanas, pecan, etc. Todas tienen aceites saludables y muchos minerales. Algunas pueden ser alergénicas. Si estás atent@, encontrarás las favoritas. Enteras, molidas, en trozos, son un excelente alimento-recompensa. 
  5. Legumbres como lentejas, garbanzos, habichuelas, frijoles, maní o cacahuate, arvejas… pueden formar parte habitual de las comidas, reemplazando las masas hechas con harinas que contienen gluten. (4)
  6. Semillas: son parte importantísima de los alimentos disponibles que existen y que aportan muchísimos nutrientes. Semillas de sésamo, girasol, calabaza, zapallo, chia, quinoa, lino, amapola, amaranto, etc.
  7. Cacao: sin incorporación de azúcar o productos ultra procesados. Se pueden incorporar en golosinas saludables y bebidas. Puede endulzarse con stevia.
  8. Huevos, preferentemente de gallinas criadas fuera de jaulas. Los habituales con los de gallina, pero también hay pueden consumirse de otras especies. 
  9. Aceites vegetales saludables como el de oliva extra virgen, cacahuate/maní, palma, coco, lino, sésamo, etc. 
  10. Carnes rojas de animales criados a pastura. Vaca, chivo, cordero, ciervo, jabalí. Esto dependerá en gran medida de los gustos de tu hij@. Pero, en líneas generales, incorporar carnes rojas (y especialmente vísceras) asegurará aporte de proteínas de alto valor biológico. 
  11. Caldo de huesos, sea bovinos o porcinos. Su cocción es larga (debería llevar 1 horas) pero es extremadamente alimenticio y fácil de digerir. 
  12. Carnes de aves (pato, pavo, pollo) y peces. Como consejo general, al comprar aves debieran evitarse las criadas dentro de jaulas. También, los pescados es preferible que sean de pequeño tamaño. (5)
  13. Carnes cocinadas en salmuera y/o secadas con o sin proceso de ahumado, que estén hechos sin azúcar y sin conservantes artificiales: como el charque, el jamón serrano de calidad, el lomito, el pastrón o pastrami, etc. 
  14. Mariscos, como mejillones, berberechos, almejas, chipirones, camarones, langostinos, langosta, centolla, ostiones, etc. No suelen ser del gusto de niños muy pequeños, pero, si se van agregando de a poco se estará incorporando una proteína de alta calidad nutricional. 
  15. Harinas de almendras, harina de coco, harina de arvejas o guisantes, harina de nuez, harina de castañas, harina de garbanzos. Hay enorme variedad de moliendas que tienen grasas saludable, proteínas, minerales, vitaminas y alto contenido de fibra. Evita todas las harinas ultraprocesadas y que rápidamente puedan transformase en azúcar en la sangre. 
  16. Leche de coco, leche de almendras, leche de maní (hay otras alternativas no lácteas, dependiendo del país), siempre sin endulzar. 
  17. Lácteos (6): sería importante considerar la eliminación preventiva de la lactosa y de la caseína. En líneas generales, hay acuerdo en todos los centros de atención para personas con TEA que ambas proteínas producen efectos adversos en personas autistas .

(1) Otros factores como el estrés, la medicación, el gluten, la caseína y el exceso de ingesta de grasas también pueden provocar inflamación. 

(2) La obesidad tiene lugar cuando el peso de una persona supera el 35% de la masa corporal normal. El proceso se puede explicar sencillamente. 

(3) No dejes de tener en cuenta que existen casos documentados en los que se revirtieron los rasgos neurodivergentes de niños y niñas con autismo a partir del cambio de la alimentación. Aún faltan algunos años de documentación científica para que pueda afirmarse médicamente, pero ya hay indicios de que muchas de las características de personas con TEA están vinculadas al tipo de dieta. 

(4) El gluten es una proteína vegetal presente en cereales como el trigo, avena, cebada y centeno. El gluten en sí no es bueno ni malo, y para la mayoría de las personas supone un aporte proteico más o menos mediocre, pero sin duda nutritivo. No obstante, para una minoría, que no está muy claramente cuantificada, el gluten es una sustancia desde tóxica a molesta, a diferentes grados según la sensibilidad de la persona. El motivo es que genera reacciones autoinmunes en celiacos y alérgicos, aunque no en sensibles; es decir que su presencia activa a nuestro sistema inmunitario con una falsa alarma. Este, a falta de patógenos que atacar, una vez activo nos ataca a nosotros de diferentes modos y causándonos distintos daños. Según la gravedad y el tipo de daño, determinaremos los diferentes afectados por el gluten.

(5) Esto tiene que ver con un proceso biológico que se da en la toxicidad, llamado bio-acumulación. Un caso típico es el mercurio: cuando el mercurio es ingerido por peces, no se metaboliza, ni se elimina; cuando un pez más grande se alimenta de peces pequeños contaminados con mercurio, este elemento se acumula en el organismo, creciendo su concentración por unidad. 

(6) La lactosa, es un azúcar que alimenta hongos y flora disbiótica intestinal y produce intolerancia ya que la mayoría no tenemos la enzima para digerirla. Mientas que la  caseína es una proteína que produce péptidos morfínicos en la mayoría de niños con TDA y se parece al gluten, por lo cual también podría producir permeabilidad e inflamación intestinal.

Dieta sin azúcar

dieta sin azúcar

DIETAS AUTISTAS: SIN AZÚCAR

La Dieta sin azúcar 

Definición y clasificación del azúcar

Azúcar es el nombre genérico que se le da a los hidratos de carbono solubles de sabor dulce. Los azúcares simples, también llamados monosacáridos, incluyen:

  • glucosa
  • fructosa
  • galactosa.

Los azúcares compuestos, también llamados disacáridos o azúcares dobles, son moléculas formadas por dos monosacáridos unidos. En el organismo, los azúcares compuestos se hidrolizan en azúcares simples. Los azúcares compuestos más comunes son

  • sacarosa (unión de glucosa + fructosa)
  • lactosa (unión de glucosa + galactosa)
  • maltosa (dos moléculas de glucosa).
qué es el azúcar
El azúcar blanco es una forma refinada de sacarosa.

 

 

 

 

 

 

 

Utilización habitual del azúcar

La sacarosa se utiliza en muchísimos alimentos preparados (por ejemplo, pastelería y golosinas). Frecuentemente se añade a los alimentos y bebidas disponibles en el mercado (jugos, gaseosas, bebidas saborizadas, refrescos). Por otro lado, se ha hecho costumbre que sea utilizada para hacer más dulces algunos alimentos (yogures  y cereales) o bebidas (café, mate, chocolate, leche y té).

Una persona promedio consume unos 24 kg de azúcar por año, mientras que en el continente Americano el consumo llega hasta 50 kg. En África el consumo es menor a l20 kg.

 

Uso del azúcar como ingrediente adictivo

Comer azúcar libera opioides y dopamina en nuestro cuerpo. Este es el vínculo entre el azúcar añadido y el comportamiento adictivo. La dopamina es un neurotransmisor,  parte clave del «circuito de recompensa» asociado al comportamiento adictivo. Por ello es que se vuelve tan difícil a veces dejar el azúcar. 

dejar el azúcar paulatinamenteEs muy sencillo. La gente come azúcar por dos motivos: o por gusto o porque se añade industrialmente a una gran cantidad de productos. Al comerlo, su nivel de azúcar en sangre aumenta rápidamente y la dopamina se libera en el cerebro. También se produce insulina para reducir el nivel de azúcar en la sangre, lo que lleva a su rápida caída por debajo del nivel normal. Un nivel de azúcar bajo hace que las personas sientan hambre de azúcar de nuevo y ganas de sentir el shock de dopamina, por lo que vuelven a ingerir aquel alimento y el ciclo se repite.

Por tanto, la industria lo utiliza libremente para la fabricación de casi cualquier producto. Su función, además de servir como conservante, es provocar un mayor consumo en los compradores.

Tienen azúcar el bacon o panceta, morcilla, chorizos, salchichas y en general todos los patés, fiambres y preparaciones a partir de carne industrializada, el jamón y el limito ahumado, prácticamente todas las salsas, los panes, las barras de cereal, los turrones, los popcorns, los chocolates, las masas, la pastelería en general, los jugos «naturales», las bebidas, los yogures, todas las golosinas y un larguísimo etc.  Por ahora, la industria no es parte del plan de salud que indica dejar el azúcar de lado  como añadido habitual en la alimentación diaria. 

Como ejercicio de paternidad responsable, podemos leer las etiquetas que indican los productos utilizados en la elaboración de los alimentos industrializados que compramos en el supermercado. 

 

Consecuencias del consumo excesivo de azúcar

A medida que el consumo de azúcar creció en la última parte del siglo XX, los investigadores comenzaron a examinar si una dieta rica en azúcar, especialmente en azúcar refinada, era perjudicial para la salud humana.

El consumo excesivo de azúcar se ha relacionado con la aparición de la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y la caries dental.  En 2015, la Organización Mundial de la Salud recomendó que los adultos y los niños redujeran su ingesta de azúcares libres a menos del 10%, y alentó una reducción a menos del 5%, de su ingesta energética total.

En general, y siendo sintéticos, podemos resumir las consecuencias del exceso de azúcar en los siguientes puntos: 

  1. Inflamación: el exceso de azúcar en la sangre provoca la glicación. Glicación es el proceso por el cual una molécula de azúcar se une a una proteína o a una molécula de grasa. Esto conduce a la formación de productos finales de glicación avanzada, (AGEs por sus siglas en inglés) y estos son inflamatorios. (1)
  2. Resistencia a la insulina.La resistencia a la insulina se produce cuando las células de los músculos, grasa e hígado no responden bien a la insulina y no pueden absorber la glucosa de la sangre fácilmente. Como resultado, el páncreas produce más insulina para ayudar a que la glucosa entre a las células. Mientras el páncreas pueda producir suficiente insulina para superar la débil respuesta de las células a la insulina, los niveles de glucosa en la sangre se mantendrán en un rango saludable. Grandes dosis de azúcar hacen que el cuerpo de las personas sea resistente a la insulina producida por el páncreas.Resistencia a la insulina
  3. Diabetes tipo 2. Debido a lo explicado en 1, el  consumo de azúcar está directamente relacionado con la diabetes de tipo 2. Es el paso siguiente a la resistencia a la insulina. Al cabo de un tiempo, llega un punto en el que el páncreas no es capaz de generar una cantidad suficiente de insulina para disminuir el nivel de glucosa en la sangre. Se pasa a un estado de pre-diabetes y luego puede comenzar la diabetes de tipo 2.
  4. El azúcar provoca obesidad, tal y como indican las investigaciones realizadas por los científicos del Medical Re- search Council. El azúcar se convierte en grasa. El exceso de dextrosa se transforma en ácidos grasos, más tarde en triglicéridos, y finalmente se almacena en el cuerpo como tejido adiposo. El porcentaje de personas obesas aumenta casi cada año, de la mano del consumo de azúcar. (2)
  5. Debilitación del sistema inmune. El consumo elevado de azúcar altera la micro biota instestinal, uno de los pilares más importantes del sistema inmune. Sin esta rápida y efectiva repuesta frente a infecciones, el organismo ve su sistema inmune claramente debilitado.

  6. Enfermedades cardíacas. Un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association sugiere que las personas que ingieren un 25% o más de calorías procedentes de azúcares añadidos tienen una probabilidad 3 veces mayor de sufrir una enfermedad cardíaca, un ataque al corazón o un derrame cerebral, que las personas que ingieren menos de un 5% de calorías procedentes de azúcares.

  7. La caries dental, que, según diferentes fuentes, está estrechamente relacionada con el azúcar. La placa dental es una película pegajosa compuesta por partículas de alimentos, mucosidad y bacterias. Las bacterias de la placa dental se desarrollan en compañía de azúcares y se dirigen a la producción de ácidos, que agrietan el esmalte y conducen a la caries.

Dónde está el azúcar y efectos

azúcares en la comida

En las bebidas, en los lácteos, en productos infantiles y hasta en los dietéticos. Realmente, tomamos demasiado azúcar.  Éste está presente en todo tipo de alimentos. Incluso, en aquellos de los que no sospecharíamos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya advirtió sobre esta problemática y aconseja una dieta sin azúcar. De hecho, la cantidad de azúcar recomendada para tener una nutrición saludable debe ser de menos de 6 terrones diarios (por debajo de los 25 gramos).

Verdaderamente, el peligro se encuentra en los azúcares libres, los monosacáridos y disacáridos que añaden los fabricantes, cocineros y consumidores. También, en algunos los azúcares presentes de forma natural en ciertos alimentos.

 

Daños del azúcar al organismo

a. Daños conocidos externos o conductuales

  1. azúcar y la saludDeterioro de las cavidades dentales. Las responsables del deterioro de los dientes son las bacterias que se alimentan de los azúcares simples, los llamados monosacáridos, y producen el ácido que a su vez destruye el esmalte dental.
  2. Mayor apetito. La variación en los niveles de azúcar en sangre influye en la leptina, una hormona que controla la sensación de hambre. El consumo crónico contribuye a que una persona pierda el control sobre el hambre. Por eso, siempre se genera hambre una vez que la curva energética decae.
  3. Aumento de peso. Las comidas ricas en azúcares también son ricas en calorías, pero tienen poca capacidad para saciar el hambre. Contrariamente, los productos que contienen pocos azúcares contribuyen a que el organismo experimente cambios. Consecuentemente, a las personas que desean perder peso se les aconseja empezar por reducir el consumo de alimentos altos en azúcar.

b. Daños funcionales del azúcar vinculadas a la insulina

Enfermedades provocadas por el consumo de azúcar

  • Resistencia a la insulina. Ésta es una hormona que se encarga de transformar los alimentos en energía. Una vez aumentado el nivel de insulina, provoca la resistencia de los tejidos (el hígado, los músculos) hacia ésta, de manera que en la sangre empieza a acumularse glucosa sin ser utilizada.
  • Diabetes. El principal factor causante de la diabetes tipo 2 está vinculado con el punto anterior. Habitualmente, se dice que está provocado por el consumo masivo de gaseosas, comida con azúcares refinados y bebidas energéticas. 
  • Obesidad. Aparte de la diabetes, el consumo de gaseosas, al ser ricos en azúcar, también provoca el aumento de peso. En consecuencia, el exceso de energía generado por los azúcares se almacena en los tejidos en forma de grasa.
  • Esteatosis hepática o hígado graso. La razón por la cual el hígado se ve sobrecargado es que es el único órgano responsable de metabolizar la fructosa. por eso, cuanta más azúcar se acumule, más trabajo habrá para el hígado. El exceso lleva el hígado a desarrollar esteatosis hepática, incluso en personas que nunca han abusado de las bebidas alcohólicas.

c. Enfermedades vinculadas al sobreconsumo de azúcar

  • Cáncer de páncreas. El cáncer de páncreas, uno de los cánceres más mortíferos, puede ser consecuencia del sobreconsumo de azúcar.enfermedades por el azúcar
  • Candidiasis. El azúcar aumenta la propagación de la candidiasis en el organismo. El primer peldaño para el control del de la misma es la eliminación del azúcar. 
  • Insuficiencia renal crónica. La enfermedad renal crónica es una pérdida progresiva e irreversible de las funciones renales. Aunque la incidencia del azúcar en el surgimiento de esta enfermedad sea una hipótesis, el estudio realizado por David A. Shoham, de la Universidad Loyola Chicago (EE.UU.), ha revelado que el consumo de bebidas ricas en azúcar podría causar albuminuria. La albuminuria es un proceso patológico caracterizado por la presencia de albúmina (una proteína) en la orina, lo que evidencia fallos en el funcionamiento de los riñones.
  • Hipertensión arterial. El consumo diario de 74 gramos de azúcar podría estar relacionado con el riesgo de sufrir hipertensión arterial.

Dieta para el TEA: sin azúcar

a. Dieta sin azúcar para niños

La dieta sin azúcar es súper difícil en niñosLa dieta sin azúcar tal vez sea una de las cosas más difíciles de lograr. Pero, una dieta libre de azúcar refinada ayudará al intestino de tu hij@. Y, en general, a su bienestar y salud general. Además, pondrás parte de los cimientos de una buena salud futura. El acostumbramiento temprano a consumir una dieta sin azúcar, es la clave. Como el azúcar crea adicción, es necesario desterrarlo desde edad temprana.

En realidad, para realizar esta dieta no será necesario la consulta nutricional. De hecho, su práctica es parte simplemente de una dieta saludable. Además, sus beneficios son universalmente conocidos. El problema suele ser lo adictivo que es para los niños el azúcar refinada; hay que trabajar desde temprana edad, educando el gusto.

 

b. La adicción al azúcar 

adicción a las cosas dulcesDebido a sus efectos sobre la insulina en nuestro cuerpo, los picos de azúcar pueden provocarnos depresión, ansiedad y cambios de humor repentinos. (1)  A largo plazo, estos efectos pueden volverse aún peores. En consecuencia, la tendencia es consumir más azúcar. Cuando ingerimos glucosa, nuestro cerebro libera serotonina, uno de los neurotransmisores implicados en el placer.
 
Por eso, el consumo de azúcar como tranquilizante para la ansiedad sigue el mismo ciclo que las drogas. Ansiedad, consumo, subida de la curva de glucosa, liberación de serotonina, bajada de la curva, necesidad de nuevo consumo. 
 
 

c. Dieta sin azúcar para niños con TEA

Por todo lo dicho anteriormente, es casi innecesario señalar la conveniencia de evitar los alimentos azucarados especialmente en l@s niñ@s con autismo. Porque, l@s niñ@s autistas suelen tener un problema de “disbiosis intestinal”, como se mencionó el artículo de dieta sin levadura.. En otras palabras, las bacterias dañinas en sus intestinos están presentes en mayor cantidad que las bacterias beneficiosas.

 

Además, el azúcar es un “alterador” natural. Muchas veces, uno puede observar que un niño completamente sano, después de comer azúcar, se altera. Está excitado.  

Por otra parte,  muchos niños con diagnóstico dentro del espectro autista, con hiperactividad o déficit de atención tienen problemas con cándida. Y, como se dijo previamente, el azúcar alimenta el crecimiento de la cándida. En consecuencia, nuevamente es aconsejable encarar una dieta sin azúcar. 

 

Nuestro consejo

Del mismo modo que en el artículo en el que hablamos de la dieta sin gluten, en ese caso también aconsejamos una alimentación sana. Natural. Con la menor cantidad de productos industrializados posible. Sin colorantes, endulzantes, carbohidratos refinados, etc. Y eso incluye la eliminación del azúcar de la dieta.  En realidad, la dieta sin azúcar no es una restricción. Es un modo sano de alimentarse, simplemente. No «eliminar», sino «no añadir» lo que daña. 

Dieta sin azúcar
Quizá sea una de las cosas más difíciles de lograr, pero una dieta libre de azúcar refinada ayudará al intestino del niño. Porque los niños autistas suelen tener un problema de “disbiosis intestinal”. En otras palabras, las bacterias dañinas en sus intestinos están presentes en mayor cantidad que las bacterias beneficiosas. Para realizar esta dieta no será necesario la consulta nutricional; esta práctica es parte de una dieta saludable, cuyos beneficios son universalmente conocidos. El problema suele ser lo adictivo que es para los niños el azúcar refinada; hay que trabajar desde temprana edad, educando el gusto.

Obviamente, la ayuda de un profesional Nutricionista es siempre aconsejable. Pero, previamente, tiene que existir un acuerdo familiar. Mucho antes de consultar por una dieta, debería existir la decisión consensuada de comer más natural, más simple, más sano. El o la profesional será la guía. Sin embargo, la decisión es familiar y previa. El evitar la «comida chatarra», la hiper-industrialización de los alimentos de tu niñ@ es garantía de una mejor salud. Al menos, en ese aspecto. 

 

Notas

(1) Cuando una persona consume carbohidratos se estimula la secreción de insulina. Esto promueve la captura por parte de los músculos de la mayoría de los aminoácidos, excepto del triptofano. Es así que, los niveles en sangre del triptofano se ven intercambiados con la ingesta de carbohidratos pero no en su proporción.

El porcentaje del triptofano sobre el total de aminoácidos disponibles en sangre, aumenta en proporción directa a la ingesta de CSR. Dado que el triptofano compite con otros aminoácidos en su pasaje por la barrera al cerebro, la secreción de serotonina se ve sobreestimulada por la cuantiosa presencia de su precursor (Wurtman y Wurtman, 1989: 73 y sigs.)

Entonces, una vez que se produce el consumo, las hendiduras sinápticas se ven repletas de estos neurotransmisores. Por tanto, la persona comienza a sentirse mejor, tal como sucede en el caso del consumo de cocaína y otras drogas de abuso. En virtud de esta sobreexistencia de neurotransmisores se produce una autorregulación por la que se envía la señal para dejar de producirlos. Así se genera una cadena en que se rompe con el natural equilibrio de la producción y sea constante la necesidad de carbohidratos para llegar al nivel anterior (Vélez de León, 2003). 

Esta autorregulación puede ser explicada según Bernstein (1998) aplicando los principios de la “Teoría homeostática de la adicción bioquímica”. Según ella, el cerebro intentara compensar la prolongada presencia de ciertos neurotransmisores mediante la disminución de sus efectos. O, también, asumiéndolos como constantes en la actividad cerebral. De este modo, el cerebro intenta compensar esta artificial presencia de neurotransmisores disminuyendo su producción normal o disminuyendo la sensibilidad de los receptores post-sinápticos.