Juguetes para adolescentes autistas

¿Qué esperar del autismo en la adolescencia?

Antes de ponernos a comprar juguetes para adolescentes, tenemos que detenernos unos momentos. A veces, los signos de autismo se vuelven evidentes en los niños en edad escolar. Esto se debe a que el entorno escolar puede ser abrumador y puede desencadenar signos de autismo o hacerlos más obvios.

En particular, los niños que son diagnosticados  tardíamente con autismo pueden tener dificultades con situaciones sociales en la escuela. Por ejemplo, es posible que les resulte difícil seguir y participar en conversaciones de manera adecuada, hacer amigos y disfrutar de los intereses apropiados para su edad. Por ello, la época de la adolescencia podría ser particularmente complicada. 

 

¿Qué juguete comprar para un adolescente autista?

Recordar la recomendación al comprar juguetes para niños autistas: no dejarnos influir por la edad de referencia de los juguetes. Generalmente, en niños y adolescentes del espectro autistas no hay una correspondencia exacta entre edad y desarrollo cognitivo, emocional o social. Por tanto, puede ser una elección algo más exigente.

 

La «obsesión temática» en niños y adolescentes autistas

A veces es difícil distinguir de lo que llamamos «juguetes para adolescentes» o lo que son juegos o hobbies. Pero, a los efectos de poder clasificar más cómodamente dejaremos la denominación juguete en este caso. 

Es común que a los adolescentes con TEA les interese mucho algo en concreto, por ejemplo los dinosaurios. Tal vez, se interesa SÓLO por algo en concreto.

En ese caso, no es malo regalarle cosas relacionadas con su afición: más dinosaurios, otro puzzle de dinosaurios, otro acuario para reptiles,… aunque nos parezca que ya tiene muchas.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que se los puede ayudar en su integración, a través del juego. Hablar con el terapeuta viene siempre bien. NO DECIDIR nosotros que les conviene «ampliar su rango» de preferencias. El niño-adolescente lo puede vivir como un castigo injustificado. 

Es el momento de decidir si es necesario hacerle algún regalo de aquellos que durarán toda una vida: por ejemplo, una cámara fotográfica si es esa su pasión. O un kit de pintura artística. O un instrumento musical (allí aconsejamos ver la sección destinada a la música por edades).