El juego y el autismo

El juego es una forma estructurada de desarrollar una actividad recreativa. Por tanto, es parte de la vida sana y normal de cualquier persona: niño, adolescente, joven, adulto. Además, dependiendo del tipo de juego, es parte del desarrollo de habilidades. Estas pueden ser habilidades motoras, de lenguaje, sociales, de comunicación, pensamiento o resolución de problemas, como se señala en el artículo específico sobre el juego. 

 

Juegos y juguetes 

Otra cosa a tener en cuenta es la diferencia entre juguetes y juegos. Está claro que un juguete es siempre un objeto que se utiliza para desarrollar un juego solo o acompañado. El juego no depende de los objetos, aunque puede hacer uso de ellos. El juego puede tener un número indefinido de personas, mientras -normalmente- un juguete puede ser compartido entre 2 ó 3 personas pero no mucho más. Debido a estos motivos, se nos hace difícil una categorización universal de juegos y juguetes dentro de la Tienda.  Hemos decidido agrupar los juguetes y los llamados “juegos” en 3 grupos: los juguetes (para niños), los juegos (para niños, adolescentes y adultos) y los que llamamos objetos antiestrés (algunos de los cuales son también juegos). Sin embargo, animamos a nuestros visitantes a mirar todo lo referido a esta sección, teniendo en mente las necesidades de la persona con autismo. 

A veces, antes de comprar, será necesario preguntar a los padres o hermanos. Otras veces, y teniendo en cuenta que frecuentemente las personas con TEA prefieren lo previsible, será mejor que ella misma elija el objeto de su preferencia.

 

juguetes para autistasJuguetes para niños con TEA

fidget juego para el TEAJuegos de recreación para toda edad

antiestrésObjetos de relajación y antiestrés

 

 

Autismo y edades de juego

El autismo es una condición que hace a una persona diferente en sus parámetros de relación, sea con el entorno, con sí mismo o los demás. Por ello, es difícil de determinar qué juego corresponde a cada edad. Por ejemplo, es fácil determinar que algunos libros de tela para estimulación temprana, corresponderán a un bebe. Sin embargo, es bastante más difícil decir si el cubo de Rubik está destinado para un niño de 11 años o para un adulto de 40. Ambos pueden disfrutarlo, resolverlo y aprovecharlo en cualquier momento de la vida. 

Lógicamente, y dado que el espectro autista afecta el desarrollo de habilidades sociales y de comunicación, afecta también el desarrollo de algunas habilidades de juego.  En algunos casos esta afectación es positiva, siendo posible que la resolución de ciertos problemas sea más sencilla para un autista, que para una persona fuera del espectro. Otras veces, la persona con TEA puede tener mucha más dificultad, especialmente si se trata de un juego de equipo.

 

Otros aspectos de los juegos y el autismo 

Puede ocurrir que lo que las personas fuera del autismo califican como hobby, sea considerado como un juego para un niño, adolescente o adulto con autismo Por ejemplo, los instrumentos musicales pueden ser un juego extremadamente positivo dentro de una terapia y un entretenimiento para la persona. 

Lo mismo puede decirse del apartado con objetos de relajación y antiestrés. Habitualmente, son objetos que puede utilizar -para disminuir su estrés- cualquier persona, también fuera del TEA. Sin embargo, en las personas dentro del espectro autista, casi todos los juguetes, juegos y elementos de su entorno, debieran tener características anti estrés. 

Por último, si tienen dentro de su familia niños con trastorno del espectro autista, los animamos a leer con detenimiento los artículos sobre cómo elegir juguetes para niños autistas juegos para niños autistas 

VOLVER ARRIBA