Boston Legal

Boston Legal o Justicia ciega

Jerry Espenson dentro de Boston Legal

Entre tanto abogado, el drama legal Boston Legal o Justicia Ciega (en español) creado por David E. Kelley nos presenta -entre sus personajes-  a Jerry “Hands” Espenson (Christian Clemenson). Jerry es un procurador con síndrome de Asperger (y posiblemente también síndrome de Tourette). Como en el caso de Shaun, en The Good Doctor, sus síntomas suelen interferir con su habilidad para relacionarse socialmente con sus compañeros, esto es esperable. Pero, al mismo tiempo, su condición lo convierte en una increíble enciclopedia judicial. A la vez, es  un experto financiero y, obviamente (cumpliendo un cliché) es un egresado de la universidad de Harvard. Mezclando drama y humor, el personaje de Espenson demuestra que lleva una vida normal y productiva, incluso sobresaliendo de entre sus colegas.

Boston Legal
La serie es un spin-off de la serie de Kelley The Practice y cuenta con actores de The Practice. Discurre en torno a la firma legal de Crane, Poole & Schmidt.

Como en el caso mencionado de The Good Doctor (serie posterior cronológicamente) hay aspectos que lo aíslan y pueden llegar a afectar su estado anímico. La diferencia es que Shaun es el protagonista de la serie The Good Doctor, mientras que Jerry es uno más del bufete. A su vez, la serie es un spin-off de una serie previa, The Practice. 

 

El personaje de Jerry

Espenson en Boston Legal

Jerry es un «detector de mentiras» ambulante y un pintor talentoso. Poco se sabe sobre la vida de Jerry antes de la serie. Su padre es caracterizado como un  «hombre de firmes apretones de manos». Por otro lado,  se dice que tenía una relación algo tensa con su madre. También, se insinúa que su padre tenía síndrome de Asperger, vinculándolo con que era un brillante profesor de matemáticas de Cornell.  Su hermana mayor, Joy, solía arrojarle objetos (piedras, dice) a Jerry para intentar que levantara las manos de los muslos como gesto de defensa. No mucho más, sobre su familia. Como suele ocurrir (también en The Good Doctor) los guionistas hacen desaparecer convenientemente la familia de una persona con TEA para sólo centrarse en el personaje actual. Craso error, desde nuestro punto de vista. 

Durante la serie, el personaje aparece en la segunda temporada y sigue en la pantalla hasta el final de Boston Legal. Tiene un comportamiento algo errático socialmente hablando que acaba en un proceso judicial. Finalmente, gracias a que se devela que tiene TEA durante el juicio, los cargos se desestiman atribuyendo la conducta a su condición de Asperger. 

 

Rasgos de autismo, según Boston Legal

Espenson muestra su Asperger apretando sus manos sobre sus muslos mientras camina, pero ese es un signo individual de la condición. También es muy crítico consigo mismo y cuando comete un error, comienza a gritar incontrolablemente. Sus peculiaridades incluyen ronronear cada vez que se siente ansioso y molesto.  Por otro lado, exclama frecuentemente «¡Bingo!» como afirmación. Al hecho de caminar torpemente con las manos presionadas en los muslos (lo que le vale el apodo de «Manos Espenson» entre los otros abogados de CP&S), salta cuando está emocionado.

Como se dijo anteriormente, los cargos por conducta violenta se retiran desde que se hace público el diagnóstico, con la condición de someterse a terapia. Jerry recibe  terapia de modificación cognitivo-conductual  que aumenta su confianza para tratar con las personas.

 

Opinión de La Tienda

Dentro de su blog personal, una madre con un niño autista escribió en 2009. 

«Creo que la cultura popular y las representaciones ficticias del autismo han retrasado enormemente el diagnóstico de mi hijo, la obtención de asistencia e incluso el punto de partida para ayudarlo. Muchas personas creen que los programas de televisión ficticios son un hecho y asumen que están muy bien investigados por el escritores y personal del programa de televisión, pero no se dan cuenta de que la cantidad de investigación que se hace es suficiente para hacer que la historia sea plausible en el mundo del programa de televisión (y no necesariamente en el mundo real)».

Consideramos que, en los últimos 2 ó 3 años se ha mejorado considerablemente la representación de la condición en pantalla. Varias de las últimas series son un paso gigante en los procesos de naturalización de la divergencia. Incluso, lo hemos dicho en otros momentos, se ha puesto de moda. La condición autista atrae la atención del espectador, y sirve como un excelente contrapunto para mostrar la diversidad de un grupo o familia. 

Sin embargo, Boston Legal se mostraba como una serie orgullosa «de estar a la vanguardia de la televisión orientada a temas» y de «… enfrentar problemas sociales y morales». Si eso es cierto, consideramos que fallan en el abordaje de los problemas sociales en torno a Asperger. Los incorporan, sí, pero de un modo -creemos- equivocado. 

Deja un comentario