autismo y Atypical

Sam, autismo en Atypical

Autismo en familia, el mensaje de Atypical

Sam tiene padre, madre, hermana… y eso ayuda con su TEA

 

Quizá, en nuestro opinión, una de las series que mejor plantea la realidad familiar, social y laboral actual del espectro autista, es Aypical. Su estructura familiar se presenta creíble (más allá de los rasgos de comedia). Por tanto, puede generar la identificación de muchas familias en situaciones semejantes. El autismo en familia se vive mejor, sólo es una condición más. Veamos un ejemplo.

 

En la escena, Sam ha decidido que quiere tener una cuenta en el banco. Su padre lo acompaña al trámite. La conversación en la sala de espera es interesante: indirectamente implica cuánto peso tuvo en Sam y su desarrollo la participación de su familia. Las herramientas que les den sus padres a los niños con TEA, serán la referencia siempre. Aún cuando “no estén de acuerdo con el orden”.

 

Autismo en familia: Atypical vs The good Doctor

Particularmente, en Atypical, la relación de Sam con su hermana Elsa muestra la importancia del vínculo entre hermanos y la necesidad de aceptación total. En esto se parecen ambas series. Shaun, el médico autista de The good doctor se sabe aceptado, querido y objeto de todas las burlas típicas de su hermano. Elsa se burla permanentemente de Sam, de un modo cariñoso y simple. En ambos casos, la característica relación entre hermanos, es directa y desdramatizada.  En ambos casos, les ayuda a que las consecuencias de sus dificultadas con el entorno no sean dramáticas. Son sólo eso, dificultades. Nada más. No depende el cariño de cómo las resuelven.

Atypical: autismo y familia
Una familia en que nadie es “normal” totalmente, como en todas las familias del mundo. El esfuerzo de mostrar que la “normalidad” es, también, una ficción.

Pero, Sam es diferente de Shaun en cuanto a los vínculos parentales. Como dijimos en la crítica a la serie The good doctor, esta serie fuerza la desvinculación de Shaun de familia disfuncional. Shaun vive solo -en un bus- con la única referencia familiar, su hermano. Cuando éste muere en un accidente queda solo en el mundo. Pero Shaun es un Savant.  Su genialidad intelectual le sirve al guión de la serie para insertarlo en el hospital como residente, en la unidad de cirugía. En cambio, Atypical busca un camino que es -podríamos decir- más corriente: un niño autista que crece en una familia que lo quiere. Por eso, sus padres hacen todo lo posible para que tenga las herramientas necesarias siempre. Sam trabaja en una tienda, estudia, lleva una vida súper normal. Su familia lo ha hecho posible. No era necesario que fuera Savant. La sabiduría la recibe en su entorno. 

 

Algunos tropiezos de Atypical y luego, el éxito

La serie tuvo críticas en su primera temporada por errores en la caracterización del autismo; por tanto, en las siguientes temporadas se trabajó sobre el tema, con asesoría experta. El resultado creemos que fue brillante. Genial la fiesta silenciosa que organiza Paige, la novia de Sam.  Sin importarle nada las criticas posibles de las personas que se negaban a la propuesta, hace una fiesta… de auriculares.

En resumen, Atypical mezcla estilos con total desenfado. Hace pensar sobre el autismo desde otro ángulo. Obviamente, es una serie, no un documental. El personaje ES estereotipado, porque así lo requiere una comedia. Sin embargo, esa búsqueda de la cercanía y el trato natural, directo y desdramatizado de la condición, encarnado en Elsa, es el lugar que la serie podría buscar para cada espectador.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

VOLVER ARRIBA
shares