Dieta libre de gluten

Dieta sin gluten

En otro artículo, hemos hablado de la necesidad de encarar una adaptación de dieta cuando se recibe un diagnóstico de autismo. En algunos casos es posible probar los efectos de una dieta libre de gluten (1), caseína y soja. Incluso, recientemente se ha dicho que la zonulina que contiene el trigo afecta la barrera hematoencefálica. Por eso, afectaría a nivel neurológico. Hay otras dos dietas con las que deberían complementar: dieta sin azúcar y dieta sin levadura.  Entre las 3, deberíamos conformar una dieta sana, adecuada para evitar la lucha del cuerpo de una persona con TEA contra sustancias que le complican el funcionamiento del su organismo. 

 

1. Dieta sin gluten en general

El gluten es una proteína que se encuentra en la mayoría de los cereales. El gluten que se encuentra en el trigo, la avena, la cebada y el centeno puede desencadenar graves problemas de salud u otras insensibilidades. Mientras que otros granos como el maíz, el arroz y la quinua también contienen gluten, no parecen causar los mismos problemas que los mencionados.

CEBADA GLUTEN TACC

Esta es una dieta extremadamente fácil de seguir. Debido a la extensión de la sensibilidad celíaca, es muy sencillo que los mercados ofrezcan productos sin TACC (trigo, avena, cebada, centeno). No implica mayores complicaciones. En todo caso, simplemente fijarse que el alimento tenga la identificación de producto apto para celíacos (en cada país será diferente). 

Es más, en algunos casos, existen profesionales de la nutrición y medicina que la recomiendan de modo general. Quizá, no de un modo tan estricto como en el caso de la enfermedad celíaca. Pero, de modo genérico se dice que hay cierta resistencia natural en el organismo humano. Además, los supuestos beneficios de la dieta sin gluten son una mejora de la salud, pérdida de peso y aumento de la energía. En general, aún se necesita más investigación al respecto. 

2. El gluten en los cereales

Trigo y gluten

En origen, el trigo se consiguió a través de una hibridación de hierba salvaje y espelta. Desde entonces, ha sufrido muchas transformaciones para aumentar la productividad y mejorar la panificación.

Originalmente, el trigo era diploide (dos conjuntos de 7 cromosomas=14 cromosomas).  Más adelante, fue mutando hasta llegar a ser dos clases de trigo (duro y blando) con 28 y 42 cromosomas respectivamente. Por eso, lo que le sucede a nuestro organismo es que no lo digiere porque las enzimas digestivas no reconocen este trigo mutado.

¿La razón? Nuestro sistema digestivo no está diseñado para hacerlo en realidad. El trigo contiene gluten (como la venta, la cebada y el centeno), una proteína compleja que para ser digerida necesita romperse, hacerse trocitos muchas veces. Además, contiene unos péptidos tóxicos demasiado grandes para ser absorbidos correctamente a través del intestino delgado.

Los cereales no están «preparados» para ser ingeridos como lo estarían las frutas. Estas proteínas actúan como una especie de «defensa» provocando en el cuerpo una respuesta inmunogénica (2) que produce la inflamación del sistema inmunológico.

 3. El gluten en el cuerpo humano

Aunque la mayor parte de las personas pueden tolerar y eliminar de manera segura el gluten, nadie es capaz de digerirlo completamente.

Alergias e intolerancias alimentarias

En general, el gluten contiene una larga variedad de péptidos indigeribles que pueden estimular nuestro sistema inmune.

De hecho, el cuerpo puede percibir el gluten como un potencial enemigo. Por eso, puede reaccionar como si se tratara de una peligrosa bacteria y generando una respuesta inflamatoria. En consecuencia, consumir gluten podría ser un stress más para nuestras defensas.

Añade una batalla más a las que de por sí ya tiene que lidiar. Esto no quiere decir que en sí mismo genera una patología. Simplemente, tenemos un factor inflamatorio más a gestionar, igual que la contaminación, una infección vírica o un ritmo de vida demasiado elevado.

 

Dieta sin gluten en el autismo

Eso sí, podemos profundizar algo en los motivos que llevan especialmente a aconsejar la  sin gluten para el TEA. Es un tratamiento que se ha vuelto popular para tratar algunos síntomas del autismo.

dieta SIN GLUTEN TACC

La teoría detrás de esta dieta es que algunos niños absorben las proteínas de manera distinta. Eso sí, aún no existen suficientes estudios científicos que apoyen esta teoría. Sin embargo, muchas familias afirman que la eliminación del gluten y la caseína de la dieta ha ayudado a mejorar los hábitos de evacuación, el sueño y las conductas habituales, En general, habrían contribuido al progreso general de sus niñ@s.

Debido a que no existen exámenes de laboratorio específicos que predigan cuáles niños se beneficiarían de una intervención alimentaria, muchas familias deciden probar la dieta bajo una cuidadosa observación conjunta por parte de la familia y el equipo de intervención.

 

1. ¿Por qué dieta sin gluten y cómo hacerla?

Dieta sin gluten - trigo

Para entender la prevalencia de estas dietas quizá tenemos que pensar en los desórdenes de alimentación.

Globalmente, se estima que alrededor del 75% de las personas con autismo tienen un desorden de alimentación. Van desde leves a muy severos. Por ejemplo: hiperselectividad alimenticia, hipersensibilidad, hiposensibilidad, problemas médicos, estreñimiento, ingesta compulsiva, reacción adversa a nuevos alimentos, … 

Pero, en definitiva, el adoptar una dieta sin gluten, tendría más que ver con lo dicho inicialmente del gluten y la dificultad de digerirlo. Por eso, sería como reducir el stress que ya de por sí presenta el cuerpo de tu hij@ a la hora de alimentarse. 

 

2. ¿Como hacerla?

En el aspecto práctico, tenemos que tener en cuenta que el gluten se encuentra en: 

  • Pan, tostadas, galletas, bizcochos, pastas, tortas, pasteles;
  • Cerveza, pizza, chucherías, perro caliente, hamburguesas;
  • Germen de trigo, bulgur, sémola de trigo;
  • Quesos, ketchup, mayonesa, salsa de soya;
  • Salchicha, aderezos industrializados;
  • Cereales, barras de cereales, jarabes y algunos medicamentos;
  • Salsas blancas;
  • Sopas deshidratadas o aderezos listos.
  • Cualquier alimento que se prepare a base de aventa, trigo, cebada y centeno.

3. Las compras y la dieta sin gluten

Al ir a hacer las compras, todos esos alimentos pueden ser reemplazados con suma facilidad y sin conflictos siempre que se busque en el producto alguna de estas identificaciones. 

Direta sin gluten
En cada país, de acuerdo con la legislación que se haya previsto, los alimentos sin TACC estarán identificados con algún tipo de sello en el envoltorio. Acá traemos algunos. Podría ser que aún no estén identificados masivamente en tu país. Pero casi todos los gobiernos están sancionando legislaciones en ese sentido.

Nuestro consejo

Como siempre, consultar con el profesional que atiende a tu hij@. Pero, teniendo en cuenta lo que se dijo inicialmente en el artículo, puede adoptarse una dieta sin gluten sin mayores problemas. De hecho, en algunos países es algo extremadamente sencillo. Basta con elegir los cientos de productos sin TACC. Tu hij@ no lo notará. Podrá disfrutar de pastas, panificación, golosinas, etc. sin gluten.

Además, como, en general, no son niñ@s que estén constantemente compartiendo la comida, no será tan complicado el evitar que le coma la pizza a un compañero de escuela. Un stress menos a nivel digestivo sin demasiado revuelo a la hora de hacer compras o cocinar, no le viene mal a nadie. 

 

(1) El gluten es una glucoproteína compuesta por una proteína unida a uno o varios glúcidos (azúcares), simples o compuestos. La palabra gluten proviene del latín y significa «cola, goma o materia viscosa de origen orgánico». 

La gliadina y la glutenina, son los componentes principales del gluten y están presentes en el trigo y otros cereales, como el centeno, la cebada y la espelta. El gluten es muy utilizado a nivel industrial porque aporta al producto elasticidad, esponjamiento, solidez y hace que no se desmenuce al cortarlo. 

Con la manipulación genética de los alimentos llevada a cabo masivamente desde los años 60, la proporción de gluten en el trigo ha cambiado de un  5% a un 50%.

 

(2) Inmunogenicidad es la propiedad que permite a una sustancia inducir una respuesta inmune detectable.

Deja un comentario