Síntomas de autismo

Niños autistas: síntomas

Sintomas en los niños autistas

 

Los niños dentro del espectro autista: sintomatología y origen de sus características.

 

El trastorno del espectro autista es una condición que afecta la forma en que un niño percibe y socializa con los demás. Los síntomas en los niños autistas afectan la comunicación y la relación social.

 

En este artículo, sintetizaremos las características que los estudios médicos presentan como sintomáticas del trastorno del espectro autista, o TEA. Aconsejamos la lectura de libros especializados. Una selección está presentada dentro de nuestra Tienda.

 

¿Por qué se le dice “espectro autista”?

El término “espectro” en el trastorno del espectro autista se refiere a la amplia gama de síntomas o de niveles de gravedad. En paralelo, el trastorno también incluye, como síntomas, patrones de comportamiento limitados y repetitivos. Además,  incluye afecciones que antes se consideraban separadas: autismo, síndrome de Asperger y TDG.

El símbolo del autismo trata de transmitir esa idea con la imagen de un rompecabezas de muchos colores.

conciencia autista corazón
Esta es la una de las imágenes de la conciencia autista – muestra la riqueza del TEA

En otra página del sitio se describen síntomas generales del espectro autista. En este artículo, nos enfocaremos exclusivamente en los niños, teniendo en cuenta que es el momento en que la familia necesita -especialmente- toda la información disponible.

 

 

Niños autistas: síntomas, ¿cuándo comienzan?

El trastorno del espectro autista comienza en la primera infancia.  Los síntomas en los niños autistas causan problemas de desenvolvimiento social: en la escuela y en la familia, por ejemplo. A menudo, los niños muestran síntomas de autismo durante el primer año de vida. Sin embargo, un número pequeño de niños pareciera desarrollarse normalmente durante el primer año y luego atraviesan un período de regresión (entre los 18 y los 24 meses de edad), cuando desarrollan síntomas de autismo.

 

Síntomas en los niños autistas en la primera infancia

Jugando solo
Estimulación de actividades musicales

Características de niños autistas son: contacto visual reducido, falta de respuesta a su nombre o indiferencia hacia las personas que lo rodean. Otros niños se desarrollan normalmente durante los primeros meses, y repentinamente se vuelven retraídos, agresivos o pierden habilidades del lenguaje que habían adquirido. Los signos generalmente se observan a los 2 años.

 

Coeficiente intelectual de los niños autistas

Es probable que cada niño con trastorno del espectro autista tenga un patrón de comportamiento y un nivel de gravedad únicos. Esto es puede presentar desde un funcionamiento considerado bajo hasta un funcionamiento alto.

Algunos niños con el espectro autista tienen una inteligencia de normal a alta: aprenden rápidamente y destacan en conocimientos. Al mismo tiempo, presentarán problemas para comunicarse y aplicar lo que saben en la vida cotidiana y/o adaptarse a las situaciones sociales. En cambio, otros niños con trastorno del espectro autista tienen dificultades para aprender y algunos tienen signos de inteligencia más baja de lo normal. 

Los niños autistas son niños como cualquier otro niño: algunos son más inteligentes en un aspecto que otros. Sin embargo, sus dificultades de comunicación y adaptativas refuerzan, tal vez, la percepción de lo negativo. 

Debido a la combinación única de síntomas en cada niño, la gravedad a veces puede ser difícil de determinar. Por lo general, se basa en el nivel de deficiencias y en cómo afectan la capacidad para funcionar.  A continuación, veremos síntomas de autismo, clasificados de acuerdo con integración y comunicación social por un lado y comportamiento general, por el otro.

 

Síntomas de niños con TEA: interacción y comunicación social

Un niño con trastorno del espectro autista puede tener problemas con la interacción social y las habilidades de comunicación, incluidos uno o varios de estos síntomas:

  • No responde a su nombre o parece no oírlo.
  • No quiere ser abrazado o abrazar.
  • Prefiere jugar solo, retirarse a su propio mundo.
  • Tiene poco contacto visual y carece de expresiones faciales emocionales.
  • No habla o tiene retraso en el habla (o pierde la capacidad adquirida de decir palabras u oraciones).
  • No puede iniciar o seguir una conversación.
  • Sólo inicia una conversación para pedir algo o etiquetar elementos.
  • Habla con un tono o ritmo no natural.
  • Repite palabras o frases textualmente, pero no entiende cómo usarlas.
  • Parece no entender preguntas o instrucciones simples.
  • No expresa emociones ni sentimientos.
  • Parece no darse cuenta de los sentimientos de los demás.
  • No comparte intereses ni objetos.
  • Actúa siendo pasivo, agresivo o disruptivo.
  • Tiene dificultad para reconocer lenguaje no verbal.

 

Síntomas de autismo en niños: comportamiento

Un niño con trastorno del espectro autista puede tener patrones de comportamiento con estas características:

  • Movimientos repetitivos: mecerse, girar o mover los brazos arriba y abajo.
  • Actividades que pueden lastimarlo: morderse o golpearse la cabeza.
  • Tiene rutinas o rituales inamovibles y se enoja con el menor cambio.
  • Presenta problemas de coordinación: por ejemplo tropezar o caminar en puntas de pie.
  • Tiene un lenguaje corporal atípico: rígido o exagerado.
  • Le atraen detalles puntuales de un juguete pero no puede comprender la función general del objeto.
  • Hipersensibilidad: a la luz, al sonido, al tacto (puede ser indiferente al dolor o la temperatura).
  • No participa en juegos de imitación o de fantasía.
  • Se fija en algo con intensidad o concentración atípicas.
    Hipersensibilidad auditiva
    Los niños con autismo pueden presentar alta sensibilidad auditiva
  • Es muy especial con la comida: sólo come algunos alimentos y/o rechaza otros por su textura, olor o color.

Al madurar, algunos niños con espectro autista se involucran más socialmente y tienen menos alteraciones en el comportamiento. Sin embargo, en otros casos, los niños continúan teniendo dificultades con el lenguaje o las habilidades sociales. Por tanto,  la adolescencia podría traer peores conductas y/o problemas emocionales.

 

 

Síntomas de autismo: cuándo consultar

Si le preocupa algunas conductas en el desarrollo de su hijo o sospecha que su hijo puede tener un trastorno del espectro autista, hable con su médico. Los síntomas asociados con el trastorno podrían estar relacionados con otros trastornos del desarrollo diferentes. El pediatra podría recomendar pruebas para identificar si el niño tiene retrasos en las habilidades cognitivas, del lenguaje y sociales.

Para tener parámetros con los cuales tomar la decisión de consultar, podría guiarse por el siguiente listado de conductas no típicas, de acuerdo a edades (en meses). El listado es, obviamente, no exhaustivo:

  • No muestra sonrisa o expresión feliz: 6 meses
  • No imita sonidos ni expresiones faciales: 9 meses
  • No balbucea, ni imita sonidos del lenguaje: 12 meses
  • No hace gestos, como señalar o saludar: 14 meses
  • No dice palabras inteligibles:  16 meses
  • No juega a imitar o a fingir:  18 meses
  • No dice oraciones de al menos dos palabras unidas: 24 meses
  • Pierde habilidades lingüísticas o sociales a cualquier edad posterior.

 

Causas del autismo: lo que se conoce hasta ahora

El trastorno del espectro autista no tiene una causa única conocida. Posiblemente, sea multi-causal. En la consideración, tanto la genética como el medioambiente pueden influir.

Genética

Diferentes genes estarían involucrados en el trastorno del espectro autista. En algunos casos, podría estar asociado con un trastorno genético, como el síndrome de Rett o el síndrome de X frágil. En otros, las mutaciones genéticas podrían aumentar el riesgo de trastorno del espectro autista: algunas parecen heredarse, mientras que otras ocurren de forma espontánea. Otros genes pueden afectar el desarrollo cerebral o la forma en que se comunican las células del cerebro, o pueden influir en la mayor o menor gravedad de los síntomas.

 

Factores medioambientales que influyen en el autismo 

Se encuentra en desarrollo la investigación para determinar posibles causas medioambientales. Las infecciones virales, ciertos medicamentos, las complicaciones durante el embarazo, los contaminantes del aire podrían tener un papel en el desencadenamiento del trastorno del espectro autista. No hay vínculo conocido entre las vacunas y el trastorno del espectro autista

Disclaimer de la Tienda del Autista:

Una de las mayores controversias en el trastorno del espectro autista se centra en si existe o no un vínculo entre el trastorno y las vacunas infantiles. A pesar de una extensa investigación, ningún estudio confiable ha demostrado un vínculo entre el trastorno del espectro autista y alguna vacuna. El estudio original que encendió el debate hace años se ha retirado debido a un diseño deficiente y métodos de investigación cuestionables. Evitar las vacunas infantiles puede poner a su hijo y a otras personas en peligro de contraer y transmitir enfermedades graves, incluida la tuberculosis, el sarampión o las paperas.

 

Causas del autismo: Factores de riesgo. 

El número de niños diagnosticados con trastorno del espectro autista ha aumentado. No está claro si esto se debe a una mayor detección y notificación o un aumento real en el número de casos, o a una combinación de ambas situaciones.

  • Sexo: los varones tienen más probabilidades de desarrollar autismo que las niñas (4 veces más). 
  • Antecedentes: si hay un niño con trastorno del espectro autista existe un riesgo mayor de tener otro hijo con el trastorno. 
  • Otras afecciones: hay un riesgo mayor de desarrollar trastornos dentro del espectro si existen otras afecciones. Incluidos: el síndrome de X frágil, la esclerosis tuberosa y el síndrome de Rett.
  • Bebés muy prematuros: los nacidos antes de las 26 semanas de gestación pueden tener un mayor riesgo de trastorno del espectro autista.
  • Edades de los padres: aparentemente, habría una conexión entre los niños nacidos de padres mayores y el trastorno del espectro autist. De todos modos, no está determinada la vinculación causa-efecto.

 

Prevención del autismo y de sus complicaciones sociales

No hay forma de prevenir el trastorno del espectro autista, pero existen opciones de tratamiento. Si bien no existe una “cura” para el trastorno del espectro autista, el tratamiento temprano e intensivo puede marcar una gran diferencia en la vida de muchos niños.

Estrés frente al entorno
El autismo no se cura, pero con las herramientas adecuadas no es obstáculo para desarrollar una vida plena.

El diagnóstico y la intervención tempranos son de gran ayuda y pueden mejorar el comportamiento, las habilidades y el desarrollo del lenguaje. En cualquier caso, la intervención es siempre útil, sea a la edad que fuere. Aunque los niños generalmente no superen los síntomas del autismo, pueden aprender a funcionar bien.

Es necesario que el trabajo de la familia y los educadores tengan como objetivos ayudar a prevenir: aislamiento social, estrés familiar, bulling e incapacidad de comunicación. Al mismo tiempo y con el objetivo puesto en la edad adulta, es necesario prevenir problemas laborales futuros y la eventual incapacidad para vivir de modo independiente.

La Tienda del Autista ha procurado acompañar los distintos momentos de apoyo a los niños autistas, con productos que ayuden a prevenir o minimizar los síntomas. Nuestro objetivo es brindar a las familias todos aquellos productos que puedan facilitar la vida diaria a las personas con autismo y a su entorno.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

VOLVER ARRIBA
shares