Chalecos sensoriales con peso para niñas y niños con TEA

 

1. ¿Que son los chalecos de peso?

Los chalecos de peso tienen una función importante en el día a día de niñ@s en edad escolar. L@s niñ@s que se mueven mucho o tienen un trastorno sensorial, a menudo tienen problemas para distinguir un estímulo de otro. Los chalecos les ayudan a tener un mejor sentido de sí mismos (propiocepción). A su vez, eso les ayuda a concentrarse.

productos de ropa sensorial

2. ¿Cuándo y dónde usarlos?

La terapia implica usar un chaleco con peso debajo o encima de la ropa. El chaleco se puede usar en casa o en otros lugares, como aulas. Alternativamente, las personas pueden usar mantas o cinturones con peso.

Como ya se dijo, no existen pautas estándar sobre cuánto tiempo las personas deben usar el chaleco o la ropa con peso. 

Con seguridad, se puede afirmar que los pesos no deberían superar el 10% del peso corporal.

Nuestra selección 2021 de chalecos con peso

3. Cuál es la finalidad específica del los chalecos de peso en niñ@s?

En algunos casos, los terapeutas recomiendan chalecos con peso a los niños y las niñas con autismo para proporcionar una presión táctil profunda. Esto los ayuda  a relajarse y concentrarse durante una actividad en el aula. Los partidarios de esta práctica creen que la presión adicional sobre los músculos ayuda a reducir la ansiedad y le permite estar más atento.

 

4. Estudios sobre los chalecos de peso en niños con autismo

Se ha notado una disminución en comportamientos repetitivos  cuando se usa un chaleco con peso. Esto está respaldado por un estudio que mostró que niñ@s con autismo que usaban chalecos con peso tenían un aumento del 18 al 25 % en la realización de actividades de motricidad fina en la tarea 
En el mismo estudio, observaron un mejor comportamiento en los niños que usaban los chalecos de peso. Un docente notó que el estudiante que vestía el chaleco parecía estar “disminuyendo más la velocidad y deteniéndose para pensar” en lugar de correr sin rumbo fijo en el patio de recreo.


En investigaciones contradictorias, 4 de 7 estudios similares de niños con autismo que usaban estos chalecos de peso concluyeron que no tenían ningún efecto positivo ni negativo en los sujetos (2) .


Fuera del campo de la investigación, los profesores y terapeutas que usan chalecos de peso en niños con autismo consideran que ya es una práctica común y aceptada. Quizás, la fuente de información más importante sea el propio niño. En el estudio citado de VandenBerg, los niños que usaban los chalecos querían usarlos incluso después de haber terminado sus tareas. Un niño informó que el chaleco «lo hizo sentir bien».
Otro niño que usó el chaleco durante su sesión de terapia ocupacional lo buscó en la siguiente sesión. Cuando se le preguntó por qué quería usarlo de nuevo, dijo: “Me gusta usar el chaleco. Es cómodo. «

Algunas aclaraciones sobre los chalecos de peso

Si alguien te dice que no uses chalecos de peso para tu hij@ porque es como volver a sistemas restrictivos, piensa:

  1. El chaleco NO TIENE COMO FINALIDAD la restricción de movimientos (como los antiguos «chalecos de fuerza»). Por eso, si ésta fuera la finalidad, no debería jamás utilizarse la ropa con peso o de compresión.
  2. Los chalecos tienen la finalidad de que l@s niñ@s con autismo se sientan MÁS TRANQUILOS o SERENOS. En consecuencia, si lo que se busca es el mismo efecto que produce un abrazo prolongado, estás en el buen camino. 
  3. Los chalecos de peso ponderados serán posiblemente parte de cualquier terapia de integración sensorial. 

 

(1) (VandenBerg, 2001).

(2) Stephenson y Carter, 2009