Marcelo Ríos - Asperger

Marcelo Ríos

Marcelo Ríos, Asperger y número 1 del mundo

Un tenista con autismo 

Dice Marcelo Ríos: “Una psicóloga me hizo unas pruebas y me dijo que era Asperger, pero no tenía idea de lo que era. Hoy día lo he buscado y si yo miro las características las tengo todas”

Hace poco, el tenista chileno Marcelo Ríos, ex número 1 confesó en una entrevista que había sido diagnosticado con Asperger. “Si yo miro… de 50 cosas, tengo 60″… dice, -en 2018- refiriéndose a los síntomas del TEA. 

 

Oigámoslo directamente.

Qué opina el entorno de Marcelo Ríos

Se afirmó que era “una confesión con polémica, como la propia vida del chileno más laureado en la historia del tenis”. Por eso, sus detractores afirmaron que hacía estas declaraciones para llamar la atención.  Sin embargo, Ríos insiste ser “bastante obsesivo con cuestiones de la casa, consigo mismo. No puedo ver dos zapatillas juntas. Pero es una cuestión mía. De yo sentirme bien, tranquilo”. Y, más adelante, reafirma un dicho suyo: ”Yo soy así, no soy un personaje”.

A raíz de sus declaraciones, su compatriota, el psiquiatra chileno Sergio Canals lo analiza para un medio (Chilevisión):

Hay algunas características del Asperger. Son: las dificultades en la comunicación, con algún lenguaje particular. Segundo, las dificultades en la forma de socializar, les cuesta ponerse en el lugar del otro, no muestran sus emociones, no entienden los chistes, las metáforas. Tercero, tienen intereses que son muy particulares que -generalmente- desarrollan de manera obsesiva y son muy talentosos (…) . Si uno ve su historia (la de Marcelo Ríos), su manera de relacionarse con la prensa, con los demás… Su “no expresión” (…) de lo que siente en el rostro. Y, este talento, que empezó desde pequeño, “monofocal”, sólo con el tenis. Habría que averiguar otros ámbitos del desarrollo. Sí, tiene particularidades de calzan con el Síndrome de Asperger o algunos rasgos que corresponden.

Sin embargo, es bien sabida para todos los chilenos, la historia de “El Chino”, que desde pequeño presentó conflictos familiares: “Mi familia aportó, pero no mucho, porque yo viajé desde los ocho años y me tenía que solucionar mis problemas solo. Me crié en una selva, solo, y como me trató el mundo. Algunos dicen que digo todo muy de frente y que no tengo filtro. No es que no tenga filtro, yo siento que no tengo nadie que me mande”, ha dicho en más de una ocasión para justificar su comportamiento.

 

¿Tenista con Asperger?
Ya a los 12 años hubo un primer diagnóstico. En la Copa Davis 1997 lo diagnosticaron con Asperger. Pero no le dio importancia.

Los problemas de socialización y comunicación

Sus encontronazos con la prensa vienen desde su éxito hace más de 20 años. Para ese entonces, el reconocido periodista Franz Lidz, de la prestigiosa revista estadounidense Sports Illustrated, escribió un artículo titulado «El tenista más odiado el tenis (…) que desde hace tiempo ha estado en la cima en comportamiento grosero». Mientras que  Andrew Longmore, del Independent, en Reino Unido, lo describió como «la estrella que necesita un corazón», mientras Martin Johnson, del Telegraph, se refirió como el tenista que «sigue siendo número uno en ser odioso».

Hoy en día, Marcelo Ríos se encuentra radicado en Estados Unidos, y su personalidad no ha cambiado: “Sigo siendo muy obsesivo y me trato de poner metas, que de repente, para mi edad o para las cosas que tengo que hacer, son inalcanzables”.

 

Mini-biografía de Marcelo Ríos

Marcelo Ríos nació el 26 de diciembre de 1975 en Santiago, Chile. Hijo de Jorge Ríos Jarvis, ingeniero y hombre de negocios, y de Alicia Mayorga, maestra. Tiene una hermana mayor llamada Paula.

Se inició en el tenis, en 1986,  a los 11 años de edad,  en el club de golf Sport Francés en Vitacura (Gran Santiago), que estaba cerca de su casa. En 1994, debutó como profesional y un año después, consiguió imponerse en los torneos de Bolonia, Amsterdam y Kuala Lampur.

En 1996, ganó el de Sankt Pölten. Durante unas semanas de 1998 se convirtió en el primer sudamericano en ocupar el N°1 del ranking mundial en la clasificación individual de acceso a los torneos de la ATP.  Más tarde, el 16 de julio de 2004 anunció su retiro del deporte que lo catapultó a la fama, tras padecer de una lesión en su espalda que no pudo superar.

Sin dudas, un atleta controversial pero que marcó un antes y un después para la historia del tenis en Chile,  Hasta ahora, nadie lo ha podido emular. 

 

Comentarios finales sobre Ríos y el Asperger

No podríamos afirmar que, de haber sido diagnosticado de pequeño, Marcelo Ríos se hubiera comportado de un modo diferente con el entorno. Sin embargo, conocemos los problemas de comunicación asociados al autismo. De allí, la necesidad imperiosa de un diagnóstico temprano de los trastornos del espectro autista. De este modo, se pueden trabajar conductas, respuestas a estímulos, habilidades emocionales, relaciones interpersonales, etc.

Frente a todas las críticas de la prensa, cabe preguntarse si un diagnóstico temprano y el apoyo de terapias adecuadas no podrían haber facilitado las cosas. Para Marcelo Ríos y para quienes lo rodearon en el pináculo de su carrera. Obviamente, unas décadas atrás no se tenía la misma conciencia sobre el espectro autista. Simplemente, tener en cuenta cuánto más sencillo puede ser todo… si se lo encara a tiempo.

VOLVER ARRIBA
shares