Melatonina y autismo

¿Qué es la melatonina y cómo funciona?

Antes de mostrar la vinculación entre melatonina y autismo, introduciremos algunos conceptos. Dentro de las terapias alternativas para el tratamiento del autismo y de sus manifestaciones, incluimos las terapias con procesos y productos naturales. 

Melatonina y autismo

La melatonina es una hormona que produce su cerebro en respuesta a la oscuridad. En los animales (incluidos los humanos), la melatonina participa en la sincronización del ritmo circadiano, incluido el tiempo de sueño y vigilia, la regulación de la presión arterial y la reproducción estacional. Por eso, se explica que la exposición a la luz durante la noche puede bloquear la producción de melatonina. La melatonina se descubrió en 1958.

En los vertebrados, la melatonina es producida en la oscuridad, por lo tanto generalmente de noche, por la glándula pineal. En ese momento, una pequeña glándula endocrina  ubicada en el centro del cerebro pero fuera de la barrera hemato-encefálica libera melatonina. La información (clara / oscura) llega a los núcleos supra-quiasmáticos de las células ganglionares fotosensibles de la retina de los ojos en lugar de la señal de melatonina (como se postuló una vez). Conocida como “la hormona de la oscuridad”, la aparición de la melatonina al anochecer promueve la actividad en los animales nocturnos (activos durante la noche) y el sueño en los diurnos, incluidos los humanos.

Se sugiere que la melatonina desempeña otras funciones importantes en el cuerpo más allá del sueño. Sin embargo, estos efectos no están demostrados completamente.

Los suplementos con melatonina

A menudo, se usa como suplemento dietético para el tratamiento a corto plazo del insomnio. Generalmente, se toma por vía oral. Sin embargo, la melatonina en sí misma no te duerme instantáneamente. Simplemente, le permite a tu cuerpo “saber que es de noche” para que pueda relajarse y conciliar el sueño más fácilmente.

El suplemento dietético de melatonina puede elaborarse a partir de animales o microorganismos. Pero, la mayoría de las veces se elaboran de forma sintética.

 

Melatonina y autismo

Se sabe que la melatonina podría mejorar el sueño en personas con autismo. Como regla general, los niños con autismo tienen vías de melatonina anormales y niveles fisiológicos de melatonina por debajo del promedio. Se ha demostrado que la suplementación con melatonina ayuda a la duración del sueño. Asimismo, mejora la latencia del inicio del sueño y los despertares nocturnos. Sin embargo, muchos estudios sobre la melatonina y el autismo se basan en niveles de mejora auto-informados. Obviamente, y como siempre decimos, para la evidencia científica  se necesita una investigación más rigurosa.Melatonina y autismo

Frecuentemente, las cajas con cápsulas de melatonina advierten contra su uso en personas menores de 18 años. Sin embargo, los estudios sugieren que la melatonina es un tratamiento eficaz y seguro para el insomnio en personas con TDAH, incluidos los niños. Sin embargo, se necesitan estudios más amplios y prolongados para establecer la seguridad a largo plazo y la dosificación óptima. De todos modos, queda a criterio del profesional médico la evaluación profesional de la administración de melatonina. Lógicamente, le corresponde al profesional evaluar los pros y contras del insomnio vs la necesidad de esperar a futuros estudios.

Lo cierto es que, los suplementos de melatonina pueden ayudar con ciertas alteraciones de conducta. Entre ellas, el desfase horario, el trastorno de la fase de sueño-vigilia tardía, algunos trastornos del sueño en los niños y la ansiedad antes y después de cirugías.

 

Melatonina en niños autistas

Los suplementos de melatonina ayudan a algunos niños autistas a dormirse más rápido. También, se sugiere que la melatonina de “liberación prolongada” puede ayudar a los niños a dormir por más tiempo y / o a despertarse menos veces por la noche.el sueño en niños autistas

Incluso, la melatonina podría ayudar a mejorar el comportamiento diurno en algunos niños autistas. Aunque, en realidad, es posible que el comportamiento durante el día mejore debido a que los niños duermen mejor por la noche.

De todos modos, haciendo un resumen de los aspectos que necesitarán investigación a futuro, podemos hacer la siguiente lista:

  • Si el uso de melatonina es útil y seguro en el largo plazo.
  • Establecer si hay una diferencia de acción entre la melatonina de liberación rápida y la de liberación controlada
  • Si los problemas de sueño de los niños autistas son causados por niveles bajos de melatonina
  • O si los problemas de sueño influyen en realidad, en los niveles de melatonina
  • Establecer si la mejora de comportamiento de debe a que los niños están con somnolencia, ya que en algunos casos el nivel de melatonina puede ser normal.

 

Seguridad en la vinculación de melatonina y autismo

¿Es segura la administración de melatonina a niños con autismo?

Para los suplementos de melatonina, particularmente en dosis más altas de lo que el cuerpo produce normalmente, todavía no hay suficiente información sobre los posibles efectos secundarios para tener una idea clara de la seguridad general. El uso a corto plazo de suplementos de melatonina parece ser seguro para la mayoría de las personas, pero falta información sobre la seguridad a largo plazo de complementar con melatonina.

Inicialmente, hay algunos aspectos a considerar con respecto a la seguridad de la melatonina en los niños. Los suplementos son seguros para la mayoría de los niños a corto plazo. Pero, lo cierto es que -como ya se subrayó- no hay muchos estudios sobre niños y melatonina. Además, hay poca información sobre los efectos a largo plazo del uso de melatonina en niños. Debido a que la melatonina es una hormona, es posible que los suplementos de melatonina impacten en el desarrollo hormonal. Esto es, en la pubertad, los ciclos menstruales y la sobreproducción de la hormona prolactina, pero no lo sabemos con certeza.

 

Efectos secundarios

Los posibles efectos secundarios de los suplementos de melatonina informados en niños generalmente han sido leves y han incluido:

  • Dolor de cabeza
  • Mareo
  • Náusea
  • Somnolencia

Una revisión de 2015 sobre la seguridad de los suplementos de melatonina indicó que únicamente se informaron efectos secundarios leves en varios estudios a corto plazo que involucraron a adultos, pacientes quirúrgicos y pacientes críticamente enfermos. Algunos de los efectos secundarios leves que se informaron en los estudios incluyeron:

Los posibles efectos secundarios a largo plazo del uso de melatonina no están claros.

 

Publicamos el link a este artículo el día 25/1/2021 y al día siguiente habíamos recibido este mensaje. Pedimos permiso para incluirlo dentro del artículo. Quizá les ayude a muchos padres.

“A mi hija, que está dentro del espectro autista, se lo indicó la neuróloga, y nos cambió la vida. Dormir bien es indispensable para poder estar bien durante el día, para ellos y para nosotros. Con la Melatonina ganamos calidad de vida.”

 

Guía para hacer dormir a niños con autismo

La melatonina y el autismo están vinculados en tanto y en cuanto se trata del sueño y de la calidad de vida de la persona con TEA. No es una simple medicación que se da descontextualizada. Al contrario, es parte de un programa que pasa por la construcción de hábitos saludables. Por ello, hemos incluido una breve guía para que las familias logren ganar la “batalla del sueño nocturno”.
 

Rutina para dormir

Dormir bien se concreta en 3 cosas: conciliar el sueño, permanecer dormido y dormir lo suficiente. Todos los niños, incluidos los autistas, necesitan suficiente sueño de buena calidad para crecer, desarrollarse y aprender. El tiempo que tardan los niños en conciliar el sueño y volver a dormirse cuando se despiertan por la noche puede depender de cosas como:

    • qué hacen antes de irse a la cama
    • a qué hora se van a la cama
    • lo que necesitan para dormir
    • dónde van a dormir
    • lo que hacen durante el día.

Ordenando estos aspectos, los animamos a seguir los siguientes pasos para construir exitosamente el hábito del sueño reparador. 

  1. Crea una rutina para repetir la hora de dormir

Cada noche, tendría que comenzar aproximadamente a la misma hora una misma rutina. Primero, el baño, luego cuento y  finalmente cama ayuda a los niños más pequeños a sentirse listos para dormir. Hora de dormir para los niños

Para los niños mayores, la rutina puede incluir una charla tranquila con usted sobre el día;  luego, un tiempo para relajarse antes de que se apaguen las luces. Además, podrían necesitar un apoyo adicional para acostumbrarse a la rutina de la hora de dormir. Algunas ideas:
  •  Tu hij@ necesita señales claras y consistentes cuando sea casi la hora de acostarse. Por ejemplo, 30 minutos antes de acostarse, comience algunas actividades tranquilas como leer o dibujar en la sala de estar. Luego, 15 minutos antes de acostarse, haga que su hijo se lave los dientes y vaya al baño.
  • Usa un apoyo visual con imágenes que muestren la rutina de la hora de dormir de su hijo, para que comprenda los pasos. Por ejemplo, ponte el pijama, lávate los dientes, ve al baño, métete en la cama, cuenta un cuento antes de dormir, apaga la luz.
  • Coloca algún soporte visual para mostrar cuando tu hij@ completa un paso correctamente.
  • Felicita a tu hij@ por completar con éxito los pasos de la rutina. Para los niños más pequeños, puede usar una tabla de recompensas.
 
  1. Establece horarios regulares y apropiados para acostarse

Las horas de dormir regulares y adecuadas pueden ayudar a tu hij@ autista a dormir lo que necesita. Niña bostezando

Lo primero es determinar cuál es el mejor momento para que tu hij@ se vaya a dormir. Puede hacer esto observando cuándo tu hij@ necesita levantarse y cuánto sueño necesita para estar bien y alerta durante el día.

Por ejemplo: puedes notar que tu hij@ generalmente necesita 11 horas de sueño. También, sabes que no llegará a la escuela a tiempo a menos que se levante a las 7 am. Esto significa que las 8 pm es la hora ideal para acostarse. Sus actividades nocturnas (hora de la cena, antes de acostarse y antes de acostarse) deben tener en cuenta esta hora ideal para acostarse. Hasta que tu hij@ se adapte bien a dormir, trata de mantener la misma hora de acostarse los fines de semana y los días festivos.

 

  1. Establece asociaciones de sueño saludables

Las asociaciones y los hábitos del sueño son las cosas que los niños (y los adultos) necesitan para conformarse con dormir. Cuando los niños se despiertan por la noche, necesitan las mismas cosas para volver a dormir. Para los niños autistas, las asociaciones y los hábitos del sueño pueden ser muy fuertes. Pueden incluir quedarse dormido junto a uno de sus padres, mientras mira televisión o después de usar un dispositivo electrónico.Niño autista durmiendo

Si prefieres que tu hij@ se duerma solo en su propia cama, es posible que desees ayudarlo a desarrollar algunas asociaciones de sueño saludables.

Por ejemplo: utiliza imágenes de tu hij@ durmiendo en su propia cama como parte de un apoyo visual. En paralelo, dale una recompensa por quedarse en su propia cama.

 

  1. Establece un entorno para dormir cómodo y seguro

Algunos entornos para dormir pueden dificultar el sueño de los niños. Para eso, verifica que el espacio para dormir sea silencioso. Además, con poca luz y ni demasiado caliente ni demasiado frío (parecen muchas cosas, pero no lo son tanto… ánimo). Igualmente, retira gradualmente los objetos que puedan impedir que su hijo duerma cómodamente.

Por ejemplo, un juguete de peluche favorito en la cama podría estar bien. Pero si tu hij@ tiene toda una colección de carros de juguete en su cama, podría dificultar que se sienta cómodo en la cama. Puedes animarlo a que ponga uno o dos coches por noche en una caja junto a su cama.

Las recompensas pueden ayudar a tu hij@ a realizar este cambio.

 

  1. Evita cafeína, pantallas y emociones antes de acostarse

La cafeína se encuentra en bebidas energéticas, café, té, chocolate y bebidas cola. Evita estos alimentos y bebidas, especialmente al final de la tarde o la noche. Posiblemente, se relaje y se conforme con dormir si también evita la excitación, la televisión y las pantallas una hora antes de acostarse.

 

  1. Controla la cantidad adecuada de comida en el momento adecuado durante el día.

Qué y cuándo come y bebe tu hij@ puede afectar su capacidad para calmarse por la noche. Por la mañana, un desayuno saludable ayuda a poner en marcha el reloj biológico,  en el momento adecuado. Y, por la noche, planifica la cena para que esté satisfecho pero no demasiado lleno cuando se vaya a la cama.

 

  1. Haz que haga actividad física durante el día

Actividad física para niños autistas

Es una buena idea animar a tu hij@ a que sea más activo durante el día. Por ejemplo, una caminata familiar antes de la cena puede marcar la diferencia. Además, si puede hacer actividad al aire libre, es mejor, porque mucha luz natural durante el día también ayuda a dormir.

 

  1. Mantén las siestas de los niños breves

Si tu hij@ mayor de 5 años todavía hace siestas durante el día, trata de que la siesta no dure más de 20 minutos. Además, que no sea más tarde de las primeras horas de la tarde. Las siestas más largas y tardías pueden dificultar que los niños se duerman por la noche.

 

En definitiva, el binomio melatonina y autismo pueden llevarse muy bien. Será cuestión, además, de acompañar el tratamiento con sentido común. Si, durante el día, el niño se desordena, se excita antes de dormir, no tiene rutinas, no sabe qué actividad hacer antes de llegar a la cama, no dormirá. El uso de mantas de peso o de sábanas de sujeción, tiene que ser parte de un programa previsto. Además, consensuado con los demás miembros de la familia. 

NOTA: como siempre, aclaramos que el fin de la web es informativo. Buscamos reunir material de calidad, con una visión inclusiva y positiva. Abrir puertas y posibilidades, llamar al trabajo consciente y de equipo entre familia y profesionales. Apuntalar el sentido común, la serenidad, la apertura de horizontes. En ningún caso, la Tienda del Autista (ni otra página web) reemplaza al profesional de salud.