Terapia con delfines o delfinoterapia

¿Qué es la delfinoterapia? La Terapia Asistida con Delfines es un tipo de sesiones de natación o actividad con delfines. Se utiliza para personas que padecen trastornos de conducta, mentales o físicos como una forma de tratamiento.

Delfinoterapia
Australia es uno de los países más avanzados en terapias con delfines aplicadas a niños con afecciones psíquicas, aunque se conocen también centros en México, Estados Unidos y Argentina, entre otros.

 

1. Los delfines

Son una familia de cetáceos odontocetos muy heterogénea, que comprende 37 especies. Miden de 2 a 8 metros de largo. Son carnívoros estrictos. Están entre las especies más inteligentes que habitan en el planeta. Los animales más inteligentes

Frecuentemente, se encuentran relativamente cerca de las costas e interactúan amigablemente con el ser humano. Como otros cetáceos, los delfines utilizan los sonidos, la danza y el salto para comunicarse, orientarse y alcanzar sus presas. Además, utilizan la ecolocalización.

A menudo, los delfines son considerados como unos de los animales más inteligentes del planeta. Por eso, el comportamiento de los delfines se ha estudiado extensamente, tanto en cautividad como en la naturaleza.

 

2. Espectáculos con delfines

Actualmente, muchos delfines son entrenados para participar en exhibiciones didácticas en zoológicos y parques acuáticos. Aprovechando su inteligencia y sus habilidades, estos delfines son entrenados para que realicen comportamientos de acuerdo a señas. Entre los ejercicios que realiza un delfín entrenado se incluyen saltos, piruetas en el aire, movimientos en plataformas en tierra y movimientos con la cola moviéndose hacia atrás. 

Muchas de estas actividades son los mismos comportamientos que los animales realizan en vida salvaje.

 

3. Terapia con la ayuda de delfines

La delfinoterapia es una práctica también puede ser conocida como terapia asistida por delfines. Por lo general, implica nadar e interactuar con uno o más delfines. En definitiva se busca estimular la curación o la mejora de las reacciones ante variedad de problemas. Generalmente, el tratamiento es recomendado por un médico o un equipo interdisciplinario.

Efectos de la delfinoterapia


A menudo,  un psicólogo o terapeuta físico, acoplan la terapia al tratamiento médico tradicional para el problema. Los defensores de esta práctica citan ejemplos que muestran un aumento de la función de aprendizaje y progreso de la recuperación de las personas con trastornos mentales. 

En definitiva, la terapia con delfines es una forma diferente de la terapia acuática. Generalmente, es considerada como una forma de terapia alternativa. Frecuentemente se destaca en su conexión con el tratamiento del autismo u otros trastornos del desarrollo cognitivo. 

Se ubica en la conjunción entre las terapias con mascotas y la terapia acuática. Intenta unir lo mejor de ambas, en una terapia de fuerte apoyo en investigaciones sobre estos cetáceos. 

 

4. Efectos de la terapia con delfines

Años atrás, especialistas ingleses observaron  que los  niños con autismo o parálisis cerebral que nadaban y convivían con delfines  presentaban muy buena  mejoría en su estado de ánimo, se relajaban con mayor facilidad y tenían más tolerancia al contacto fisico.

terapia con delfine

Más adelante,  John Lilly, experto en delfines, comenzó a trabajar con niños  que presentaban trastornos neurológicos. En simultáneo, registró los cambios que ocurrían en ellos por medio de un electroencefalograma. Además, tomó notas  sobre las mejorías observadas en el lenguaje, estado de ánimo y movimiento.

A partir de esas pequeñas investigaciones, David Cole, formula la hipótesis cavitacional. En esta,  atribuye al sonido del delfín frecuencias ultrasónicas que estimulan al sistema nervioso central del paciente. Por tanto, estimula  la liberación de hormonas ligadas a la relajación y mitigación del dolor (como por ejemplo las endorfinas).

Finalmente, Steve Bearch, plantea  la hipótesis de resonancia, que incluye un modelo matemático para evaluar la energía de choque de las ondas que genera el delfín sobre el sistema nervioso de los humanos. Según ésta, los delfines reciben y transmiten señales de sonido capaces de afectar la doble hélice genética, y usan biotecnología natural.

 

5. Beneficios de la delfinoterapia

  • Se ha observado que  las ondas cerebrales de los pacientes en presencia de los delfines producen una armonización entre los hemisferios izquierdo y derecho del cerebro, lo que produce un estado de paz y relajación tal como sucede al realizar una meditación.

  • Las ondas ultrasónicas que emiten los delfines generan endorfinas y otras sustancias que ayudan a mejorar la conexión entre las neuronas, y además incentivan el funcionamiento de ambos hemisferios cerebrales.

  • delfinoterapia: beneficiosLos cambios neurológicos y neuroquímicos que se generan se traducen en diversos beneficios físicos, emocionales e intelectuales tales como mejoras en el sistema inmunológico, mejoras en la coordinación motora, en el estado de ánimo, el contacto social, y en el lenguaje.

  • Mejora problemas nerviosos, sobre todo en niños.
  • Es efectivo como tratamiento complementario de niños con Déficit Atencional con Hiperactividad.
  • En los niños con autismo ayuda a mejorar su capacidad para prestar atención y por lo tanto optimiza los procesos de enseñanza.
  • Mejora las condiciones de personas con problemas motores, auditivos y del lenguaje.

  • También se aplica en adultos en proceso de desintoxicación de drogas, anorexia y bulimia.

 

6. Desarrollo de la delfinoterapia

Los efectos obtenidos se perciben desde el primer día y se mantienen hasta por 6 meses después de la terapia. En total, la terapia consta de 6 sesiones de 15 minutos, un día por  semana.

Durante este tipo de terapia, los pacientes nadan en una piscina con delfines, con la ayuda de su terapeuta delfín. Esta terapia se lleva a cabo junto con otros tipos de tratamientos de sanación, como el masaje y la psicoterapia. A menudo, aunque se administra a los niños con enfermedades mentales o físicas, también se utiliza como terapia para los adultos. Especialmente, para aquellos adultos con lesiones, depresión o el trastorno de estrés post-traumático.

Una vez que la persona llega a las instalaciones, se le adjudica un delfín-terapeuta. Concretamente, la persona nadará con su terapeuta humano y con su terapeuta delfín. Al mismo tiempo, se establece una duración estimada en 15 minutos. Generalmente, las sesiones son grabadas en video. Al terminar, se analizan con los padres o la familia del paciente. 

 

7. Aspectos negativos

La terapia con delfines puede ser algo controvertido. terapia con delfines

Presentamos un listado de los principales aspectos negativos vinculados a la práctica de la delfinoterapia:

  1. Los defensores de los animales creen que colocan al delfín en un riesgo innecesario de lesión o infección. A pesar de las precauciones, la delicada piel de los delfines puede ser herida por las uñas o la joyería usada por el paciente. A su vez, si la conducta de un paciente se sale de control, se puede lastimar al animal.
  2. Otro problema con los derechos de los animales es la preocupación por cómo los delfines acaban en las instalaciones de la terapia. En algunos casos, los delfines son capturados en el medio silvestre para su uso en esta terapia. Por ello, algunos son heridos o mueren en el proceso. En consecuencia algunos pueden llegar a ser inestables y atacar.
  3. Aspecto económico: la curación por delfines puede verse como una pérdida de dinero.  A pesar de que un selecto grupo de terapeutas realizan el tratamiento de forma gratuita, una sesión con delfines puede ser costosa. 
  4. Resultados: aunque muchos terapeutas creen que la terapia con delfines es beneficiosa para los pacientes, otros no están de acuerdo. La investigación sobre la eficacia de la terapia con delfines ha demostrado beneficios para los niños con discapacidades, pero los investigadores disidentes argumentan que los estudios existentes no están actualizados, no son concluyentes, o son defectuosos.

Nuestro consejo

Para los padres que consideran la terapia con delfines como una opción, les aconsejamos:
 
  1. No FORZAR la situación. Considerar la terapia con delfines si se vive en una ciudad costera, con acceso fácil a animales entrenados por personal especializado.
  2. Iniciar PRIMERO la terapia acuática. Si se avanza sensiblemente con la natación terapéutica, preguntar a los profesionales de la salud si el paso a una terapia con delfines sería aconsejable. Recién entonces, dar ese paso.
  3. Considerar las cosas desde el punto de vista del niñ@. La fantasía de fotos con delfines no debe influir en la decisión. Sólo considerarla si el o la niñ@ reacciona especialmente bien a la presencia (imágenes, filmaciones, idea…) de los delfines. 
  4. Pensar que puede ser una terapia COSTOSA (depende del país y la ciudad). Pensar primero en terapia con mascotas. Entre las terapias alternativas, hay muchas opciones, algunas muy económicas. 

3 comentarios en «Terapia con delfines»

  1. Los delfines por ser agentes biológicos de frecuencias cerebrales pueden ayudar por medio de imaginación transcraneal en la primera etapa de la vida a la deliberación de endorfinas, y por ende a la neuroestimulación neurolingüística para la defensa inmunitaria transmagneal (agujero magno). Sostulled lle porfis meter de bodas. Dr. Liceo. Angel Josué Martínez Figueroa UNEFM -UNERG. Valle de la Pascua. Edo. Guárico – Venezuela

    Responder

Deja un comentario