Dieta sin levadura

Miniatura: dieta sin levaduras

AUTISMO CON UNA DIETA SIN LEVADURA

dieta sin levaduraDieta sin levadura y autismo

El aconsejar una dieta sin levadura es una de las primeras cosas que oyen los papás que tienen un miembro con TEA en la familia. ¿Tiene esta creencia algún fundamento real? Lo veremos en este artículo. 

Inicialmente, podemos decir que esta dieta es utilizada para combatir altos niveles de levadura encontrados en el intestino, que producirían un efecto tóxico. Existen varios tratamientos relacionados tales como los que incluyen agentes antifúngicos, agentes probióticos y adaptaciones en la alimentación. Son tratamientos comunes, aunque no hay mucha literatura -científica- que documente cambios en los rasgos autistas después del tratamiento.

1. Cándida en el intestino

En el artículo en el que se habló de los efectos del azúcar en la dieta, mencionamos el crecimiento de la cándida. Existen más de 150 especies distintas de levaduras de la especie cándida que habitan de forma natural en el organismo. De entre todas ellas, la Candida albicans es la que mayor importancia tiene para el ser humano, ya que ayuda a mantener el equilibrio intestinal. En algunos casos, cuando se altera ese equilibrio bacteriano, se produce una situación de disbiosis. De este modo, el desequilibrio de la microbiota normal favorece el crecimiento desmedido de la cándida. Ese sobrecrecimiento a nivel del intestino delgado es lo que se conoce como candidiasis intestinal          

efectos de la candidaSin embargo, nivel intestinal, los síntomas de esta enfermedad son vagos y poco precisos. Por ejemplo: dolor abdominal, meteorismo (exceso de gases en el intestino), diarrea, estreñimiento y distintos tipos de intolerancias alimentarias.Finalmente, si la situación de sobrecrecimiento de la Candida Albicans se mantiene en el tiempo, las alteraciones sobre la mucosa intestinal provocan cuadros de malabsorción. Estos pueden provocar: malnutrición crónica, irritabilidad, mareos y cefaleas.

La candidiasis se puede tratar con medicamentos antifúngicos, específicos para algunos tipos de hongos. También, suelen recetarse probióticos para restablecer el equilibrio de la microbiota (o flora) intestinal. Además, suele recomendarse una dieta específica.

2. Dieta para tratar la candidiasis

sintomas de cándidaPara evitar el crecimiento de la cándida a nivel intestinal, deben establecerse dietas que restringen ciertos alimentos y bebidas, a saber:

•           Los azúcares simples y refinados, así como levaduras, productos fermentados y los procesados. También los alimentos que posean un alto índice glucémico. (nota: El índice glucémico (IG) es una medida (un número de 1 a 100) de la rapidez con la que un alimento puede elevar su nivel de azúcar (glucosa) en la sangre. Únicamente los alimentos que contienen carbohidratos tienen IG. Los alimentos tales como aceites, grasas y carnes no tienen un IG)

•           En un primer momento, se deben eliminar frutas, almidones, cafeína y embutidos, y huir del alcohol, quesos y lácteos, té, refrescos y bebidas energéticas.

 

3. La cándida y el autismo

hongosPese a que existe una clara falta de investigación tanto del género Candida ssp. como de todo el reino Fungien las personas con TEA, los estudios apuntan a una importante presencia de dicho género. Concretamente, en los resultados encontrados por un estudio específico, se destaca la mayor prevalencia del género Candidaalbicans en los niños con TEA. Sin embargo, aún se sabe poco sobre su implicancia (y la de otros tipos de hongos) sobre los síntomas gastrointestinales y la sintomatología del autismo.

Posibles signos de la presencia de cándida en tu niñ@ con TEA

 

  • ¿Sufría o sufre paspaduras frecuentes de pañal?
  • ¿Sufría de cólicos e irritabilidad?
  • ¿Presenta ronchas, eczema u otros problemas de la piel?
  • ¿Con facilidad adquiere pie de atleta o se le infectan las uñas con hongos?
  • ¿Ha recibido varios tratamientos de antibióticos en el lapso de un año?
  • ¿Ha tenido problemas de oído recurrentes?
  • ¿Es hiperactivo?
  • ¿Tiene problemas de memoria o aprendizaje?
  • ¿Tiene períodos de atención cortos?
  • ¿Es persistentemente irritable, infeliz o difícil de complacer?
  • ¿Sufre de problemas digestivos frecuentes como diarrea, constipación, gases, etc.?
  • ¿Se siente frecuentemente cansado o deprimido?
  • ¿Se queja de dolores de cabeza, dolor de estómago o en los músculos?
  • ¿El humo del cigarro lo molesta mucho?
  • ¿No está bien y los análisis y estudios no han revelado la causa?

Introducción de una dieta sin levadura

En el caso de la alergia a la levadura, el cuerpo reacciona con la especie  Candida albicans que es uno de los hongos más comunes y se puede encontrar en nuestra boca, piel o en el tracto intestinal, formando parte de nuestra microbiota o flora. A veces, la microbiota se altera perdiendo el equilibrio debido a una mala alimentación, situaciones de estrés, o por un tratamiento prolongado de antibióticos, los microorganismos «buenos» de nuestro cuerpo se ven desplazados. En ese momento la Candida o levadura se aprovecha de nuestra vulnerabilidad y la de los microorganismos «buenos» para expandirse libremente por nuestro sistema. Este exceso de cándida del que venimos hablando produce una reacción, compatible con un cuadro de alergia a la levadura.   

 

1. Concretamente, qué eliminar de la ingesta

Productos con azúcar y levadura incitan en crecimiento de la candidaEmpezar por las comidas que favorecen el crecimiento de Cándida. De este modo, se ayuda a eliminar los nutrientes que promueven el crecimiento de Cándida y levaduras que casi siempre, están presentes y en niveles elevados en niños autistas.

Para indicarla debemos estimar que hay sobrecrecimiento de Cándida en el intestino. El tratamiento mediante la dieta, mejora ampliamente la clínica del niño, eliminando los dolores de cabeza, dolores estomacales e intestinales y flatulencia.

 

2. Dieta sin levadura y otras dietas

dieta sin levaduraSi se han leído y adoptado los consejos incluidos en los artículos sobre dietas sin gluten y dietas sin azúcar para personas con trastorno del espectro autistas, ésta dieta es simplemente un complemento.

 

Nos hemos detenido en el tema de la candidiasis, por considerar que es importante tener conocimiento de su existencia e implicancias. Especialmente dentro de los síntomas que pueden presentar niñ@s con espectro autistas.

En resumen, una dieta natural, de carnes, verduras, grasas saludables, semillas, frutos secos, legumbres, tubérculos, agua natural, etc. es una opción que va bien a millones de personas. Posiblemente, a toda tu familia en conjunto. Particularmente, a tus niñ@s. Se encuentren o no dentro del espectro autistas. Dentro de este panorama, positivo y de cambio de hábitos para hacerlos más saludables, deberíamos incluir una dieta sin levadura.

Dieta sin azúcar

dieta sin azúcar

DIETAS AUTISTAS: SIN AZÚCAR

La Dieta sin azúcar 

Definición y clasificación del azúcar

Azúcar es el nombre genérico que se le da a los hidratos de carbono solubles de sabor dulce. Los azúcares simples, también llamados monosacáridos, incluyen:

  • glucosa
  • fructosa
  • galactosa.

Los azúcares compuestos, también llamados disacáridos o azúcares dobles, son moléculas formadas por dos monosacáridos unidos. En el organismo, los azúcares compuestos se hidrolizan en azúcares simples. Los azúcares compuestos más comunes son

  • sacarosa (unión de glucosa + fructosa)
  • lactosa (unión de glucosa + galactosa)
  • maltosa (dos moléculas de glucosa).
qué es el azúcar
El azúcar blanco es una forma refinada de sacarosa.

 

 

 

 

 

 

 

Utilización habitual del azúcar

La sacarosa se utiliza en muchísimos alimentos preparados (por ejemplo, pastelería y golosinas). Frecuentemente se añade a los alimentos y bebidas disponibles en el mercado (jugos, gaseosas, bebidas saborizadas, refrescos). Por otro lado, se ha hecho costumbre que sea utilizada para hacer más dulces algunos alimentos (yogures  y cereales) o bebidas (café, mate, chocolate, leche y té).

Una persona promedio consume unos 24 kg de azúcar por año, mientras que en el continente Americano el consumo llega hasta 50 kg. En África el consumo es menor a l20 kg.

 

Uso del azúcar como ingrediente adictivo

Comer azúcar libera opioides y dopamina en nuestro cuerpo. Este es el vínculo entre el azúcar añadido y el comportamiento adictivo. La dopamina es un neurotransmisor,  parte clave del «circuito de recompensa» asociado al comportamiento adictivo. Por ello es que se vuelve tan difícil a veces dejar el azúcar. 

dejar el azúcar paulatinamenteEs muy sencillo. La gente come azúcar por dos motivos: o por gusto o porque se añade industrialmente a una gran cantidad de productos. Al comerlo, su nivel de azúcar en sangre aumenta rápidamente y la dopamina se libera en el cerebro. También se produce insulina para reducir el nivel de azúcar en la sangre, lo que lleva a su rápida caída por debajo del nivel normal. Un nivel de azúcar bajo hace que las personas sientan hambre de azúcar de nuevo y ganas de sentir el shock de dopamina, por lo que vuelven a ingerir aquel alimento y el ciclo se repite.

Por tanto, la industria lo utiliza libremente para la fabricación de casi cualquier producto. Su función, además de servir como conservante, es provocar un mayor consumo en los compradores.

Tienen azúcar el bacon o panceta, morcilla, chorizos, salchichas y en general todos los patés, fiambres y preparaciones a partir de carne industrializada, el jamón y el limito ahumado, prácticamente todas las salsas, los panes, las barras de cereal, los turrones, los popcorns, los chocolates, las masas, la pastelería en general, los jugos «naturales», las bebidas, los yogures, todas las golosinas y un larguísimo etc.  Por ahora, la industria no es parte del plan de salud que indica dejar el azúcar de lado  como añadido habitual en la alimentación diaria. 

Como ejercicio de paternidad responsable, podemos leer las etiquetas que indican los productos utilizados en la elaboración de los alimentos industrializados que compramos en el supermercado. 

 

Consecuencias del consumo excesivo de azúcar

A medida que el consumo de azúcar creció en la última parte del siglo XX, los investigadores comenzaron a examinar si una dieta rica en azúcar, especialmente en azúcar refinada, era perjudicial para la salud humana.

El consumo excesivo de azúcar se ha relacionado con la aparición de la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y la caries dental.  En 2015, la Organización Mundial de la Salud recomendó que los adultos y los niños redujeran su ingesta de azúcares libres a menos del 10%, y alentó una reducción a menos del 5%, de su ingesta energética total.

En general, y siendo sintéticos, podemos resumir las consecuencias del exceso de azúcar en los siguientes puntos: 

  1. Inflamación: el exceso de azúcar en la sangre provoca la glicación. Glicación es el proceso por el cual una molécula de azúcar se une a una proteína o a una molécula de grasa. Esto conduce a la formación de productos finales de glicación avanzada, (AGEs por sus siglas en inglés) y estos son inflamatorios. (1)
  2. Resistencia a la insulina.La resistencia a la insulina se produce cuando las células de los músculos, grasa e hígado no responden bien a la insulina y no pueden absorber la glucosa de la sangre fácilmente. Como resultado, el páncreas produce más insulina para ayudar a que la glucosa entre a las células. Mientras el páncreas pueda producir suficiente insulina para superar la débil respuesta de las células a la insulina, los niveles de glucosa en la sangre se mantendrán en un rango saludable. Grandes dosis de azúcar hacen que el cuerpo de las personas sea resistente a la insulina producida por el páncreas.Resistencia a la insulina
  3. Diabetes tipo 2. Debido a lo explicado en 1, el  consumo de azúcar está directamente relacionado con la diabetes de tipo 2. Es el paso siguiente a la resistencia a la insulina. Al cabo de un tiempo, llega un punto en el que el páncreas no es capaz de generar una cantidad suficiente de insulina para disminuir el nivel de glucosa en la sangre. Se pasa a un estado de pre-diabetes y luego puede comenzar la diabetes de tipo 2.
  4. El azúcar provoca obesidad, tal y como indican las investigaciones realizadas por los científicos del Medical Re- search Council. El azúcar se convierte en grasa. El exceso de dextrosa se transforma en ácidos grasos, más tarde en triglicéridos, y finalmente se almacena en el cuerpo como tejido adiposo. El porcentaje de personas obesas aumenta casi cada año, de la mano del consumo de azúcar. (2)
  5. Debilitación del sistema inmune. El consumo elevado de azúcar altera la micro biota instestinal, uno de los pilares más importantes del sistema inmune. Sin esta rápida y efectiva repuesta frente a infecciones, el organismo ve su sistema inmune claramente debilitado.

  6. Enfermedades cardíacas. Un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association sugiere que las personas que ingieren un 25% o más de calorías procedentes de azúcares añadidos tienen una probabilidad 3 veces mayor de sufrir una enfermedad cardíaca, un ataque al corazón o un derrame cerebral, que las personas que ingieren menos de un 5% de calorías procedentes de azúcares.

  7. La caries dental, que, según diferentes fuentes, está estrechamente relacionada con el azúcar. La placa dental es una película pegajosa compuesta por partículas de alimentos, mucosidad y bacterias. Las bacterias de la placa dental se desarrollan en compañía de azúcares y se dirigen a la producción de ácidos, que agrietan el esmalte y conducen a la caries.

Dónde está el azúcar y efectos

azúcares en la comida

En las bebidas, en los lácteos, en productos infantiles y hasta en los dietéticos. Realmente, tomamos demasiado azúcar.  Éste está presente en todo tipo de alimentos. Incluso, en aquellos de los que no sospecharíamos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya advirtió sobre esta problemática y aconseja una dieta sin azúcar. De hecho, la cantidad de azúcar recomendada para tener una nutrición saludable debe ser de menos de 6 terrones diarios (por debajo de los 25 gramos).

Verdaderamente, el peligro se encuentra en los azúcares libres, los monosacáridos y disacáridos que añaden los fabricantes, cocineros y consumidores. También, en algunos los azúcares presentes de forma natural en ciertos alimentos.

 

Daños del azúcar al organismo

a. Daños conocidos externos o conductuales

  1. azúcar y la saludDeterioro de las cavidades dentales. Las responsables del deterioro de los dientes son las bacterias que se alimentan de los azúcares simples, los llamados monosacáridos, y producen el ácido que a su vez destruye el esmalte dental.
  2. Mayor apetito. La variación en los niveles de azúcar en sangre influye en la leptina, una hormona que controla la sensación de hambre. El consumo crónico contribuye a que una persona pierda el control sobre el hambre. Por eso, siempre se genera hambre una vez que la curva energética decae.
  3. Aumento de peso. Las comidas ricas en azúcares también son ricas en calorías, pero tienen poca capacidad para saciar el hambre. Contrariamente, los productos que contienen pocos azúcares contribuyen a que el organismo experimente cambios. Consecuentemente, a las personas que desean perder peso se les aconseja empezar por reducir el consumo de alimentos altos en azúcar.

b. Daños funcionales del azúcar vinculadas a la insulina

Enfermedades provocadas por el consumo de azúcar

  • Resistencia a la insulina. Ésta es una hormona que se encarga de transformar los alimentos en energía. Una vez aumentado el nivel de insulina, provoca la resistencia de los tejidos (el hígado, los músculos) hacia ésta, de manera que en la sangre empieza a acumularse glucosa sin ser utilizada.
  • Diabetes. El principal factor causante de la diabetes tipo 2 está vinculado con el punto anterior. Habitualmente, se dice que está provocado por el consumo masivo de gaseosas, comida con azúcares refinados y bebidas energéticas. 
  • Obesidad. Aparte de la diabetes, el consumo de gaseosas, al ser ricos en azúcar, también provoca el aumento de peso. En consecuencia, el exceso de energía generado por los azúcares se almacena en los tejidos en forma de grasa.
  • Esteatosis hepática o hígado graso. La razón por la cual el hígado se ve sobrecargado es que es el único órgano responsable de metabolizar la fructosa. por eso, cuanta más azúcar se acumule, más trabajo habrá para el hígado. El exceso lleva el hígado a desarrollar esteatosis hepática, incluso en personas que nunca han abusado de las bebidas alcohólicas.

c. Enfermedades vinculadas al sobreconsumo de azúcar

  • Cáncer de páncreas. El cáncer de páncreas, uno de los cánceres más mortíferos, puede ser consecuencia del sobreconsumo de azúcar.enfermedades por el azúcar
  • Candidiasis. El azúcar aumenta la propagación de la candidiasis en el organismo. El primer peldaño para el control del de la misma es la eliminación del azúcar. 
  • Insuficiencia renal crónica. La enfermedad renal crónica es una pérdida progresiva e irreversible de las funciones renales. Aunque la incidencia del azúcar en el surgimiento de esta enfermedad sea una hipótesis, el estudio realizado por David A. Shoham, de la Universidad Loyola Chicago (EE.UU.), ha revelado que el consumo de bebidas ricas en azúcar podría causar albuminuria. La albuminuria es un proceso patológico caracterizado por la presencia de albúmina (una proteína) en la orina, lo que evidencia fallos en el funcionamiento de los riñones.
  • Hipertensión arterial. El consumo diario de 74 gramos de azúcar podría estar relacionado con el riesgo de sufrir hipertensión arterial.

Dieta para el TEA: sin azúcar

a. Dieta sin azúcar para niños

La dieta sin azúcar es súper difícil en niñosLa dieta sin azúcar tal vez sea una de las cosas más difíciles de lograr. Pero, una dieta libre de azúcar refinada ayudará al intestino de tu hij@. Y, en general, a su bienestar y salud general. Además, pondrás parte de los cimientos de una buena salud futura. El acostumbramiento temprano a consumir una dieta sin azúcar, es la clave. Como el azúcar crea adicción, es necesario desterrarlo desde edad temprana.

En realidad, para realizar esta dieta no será necesario la consulta nutricional. De hecho, su práctica es parte simplemente de una dieta saludable. Además, sus beneficios son universalmente conocidos. El problema suele ser lo adictivo que es para los niños el azúcar refinada; hay que trabajar desde temprana edad, educando el gusto.

 

b. La adicción al azúcar 

adicción a las cosas dulcesDebido a sus efectos sobre la insulina en nuestro cuerpo, los picos de azúcar pueden provocarnos depresión, ansiedad y cambios de humor repentinos. (1)  A largo plazo, estos efectos pueden volverse aún peores. En consecuencia, la tendencia es consumir más azúcar. Cuando ingerimos glucosa, nuestro cerebro libera serotonina, uno de los neurotransmisores implicados en el placer.
 
Por eso, el consumo de azúcar como tranquilizante para la ansiedad sigue el mismo ciclo que las drogas. Ansiedad, consumo, subida de la curva de glucosa, liberación de serotonina, bajada de la curva, necesidad de nuevo consumo. 
 
 

c. Dieta sin azúcar para niños con TEA

Por todo lo dicho anteriormente, es casi innecesario señalar la conveniencia de evitar los alimentos azucarados especialmente en l@s niñ@s con autismo. Porque, l@s niñ@s autistas suelen tener un problema de “disbiosis intestinal”, como se mencionó el artículo de dieta sin levadura.. En otras palabras, las bacterias dañinas en sus intestinos están presentes en mayor cantidad que las bacterias beneficiosas.

 

Además, el azúcar es un “alterador” natural. Muchas veces, uno puede observar que un niño completamente sano, después de comer azúcar, se altera. Está excitado.  

Por otra parte,  muchos niños con diagnóstico dentro del espectro autista, con hiperactividad o déficit de atención tienen problemas con cándida. Y, como se dijo previamente, el azúcar alimenta el crecimiento de la cándida. En consecuencia, nuevamente es aconsejable encarar una dieta sin azúcar. 

 

Nuestro consejo

Del mismo modo que en el artículo en el que hablamos de la dieta sin gluten, en ese caso también aconsejamos una alimentación sana. Natural. Con la menor cantidad de productos industrializados posible. Sin colorantes, endulzantes, carbohidratos refinados, etc. Y eso incluye la eliminación del azúcar de la dieta.  En realidad, la dieta sin azúcar no es una restricción. Es un modo sano de alimentarse, simplemente. No «eliminar», sino «no añadir» lo que daña. 

Dieta sin azúcar
Quizá sea una de las cosas más difíciles de lograr, pero una dieta libre de azúcar refinada ayudará al intestino del niño. Porque los niños autistas suelen tener un problema de “disbiosis intestinal”. En otras palabras, las bacterias dañinas en sus intestinos están presentes en mayor cantidad que las bacterias beneficiosas. Para realizar esta dieta no será necesario la consulta nutricional; esta práctica es parte de una dieta saludable, cuyos beneficios son universalmente conocidos. El problema suele ser lo adictivo que es para los niños el azúcar refinada; hay que trabajar desde temprana edad, educando el gusto.

Obviamente, la ayuda de un profesional Nutricionista es siempre aconsejable. Pero, previamente, tiene que existir un acuerdo familiar. Mucho antes de consultar por una dieta, debería existir la decisión consensuada de comer más natural, más simple, más sano. El o la profesional será la guía. Sin embargo, la decisión es familiar y previa. El evitar la «comida chatarra», la hiper-industrialización de los alimentos de tu niñ@ es garantía de una mejor salud. Al menos, en ese aspecto. 

 

Notas

(1) Cuando una persona consume carbohidratos se estimula la secreción de insulina. Esto promueve la captura por parte de los músculos de la mayoría de los aminoácidos, excepto del triptofano. Es así que, los niveles en sangre del triptofano se ven intercambiados con la ingesta de carbohidratos pero no en su proporción.

El porcentaje del triptofano sobre el total de aminoácidos disponibles en sangre, aumenta en proporción directa a la ingesta de CSR. Dado que el triptofano compite con otros aminoácidos en su pasaje por la barrera al cerebro, la secreción de serotonina se ve sobreestimulada por la cuantiosa presencia de su precursor (Wurtman y Wurtman, 1989: 73 y sigs.)

Entonces, una vez que se produce el consumo, las hendiduras sinápticas se ven repletas de estos neurotransmisores. Por tanto, la persona comienza a sentirse mejor, tal como sucede en el caso del consumo de cocaína y otras drogas de abuso. En virtud de esta sobreexistencia de neurotransmisores se produce una autorregulación por la que se envía la señal para dejar de producirlos. Así se genera una cadena en que se rompe con el natural equilibrio de la producción y sea constante la necesidad de carbohidratos para llegar al nivel anterior (Vélez de León, 2003). 

Esta autorregulación puede ser explicada según Bernstein (1998) aplicando los principios de la “Teoría homeostática de la adicción bioquímica”. Según ella, el cerebro intentara compensar la prolongada presencia de ciertos neurotransmisores mediante la disminución de sus efectos. O, también, asumiéndolos como constantes en la actividad cerebral. De este modo, el cerebro intenta compensar esta artificial presencia de neurotransmisores disminuyendo su producción normal o disminuyendo la sensibilidad de los receptores post-sinápticos.

 

Dieta libre de gluten

dieta sin gluten

DIETAS Y AUTISMO: SIN GLUTEN

Dieta sin gluten

En otro artículo, hemos hablado de la necesidad de encarar una adaptación de dieta cuando se recibe un diagnóstico de autismo. En algunos casos es posible probar los efectos de una dieta libre de gluten (1), caseína y soja. Incluso, recientemente se ha dicho que la zonulina que contiene el trigo afecta la barrera hematoencefálica. Por eso, afectaría a nivel neurológico. Hay otras dos dietas con las que deberían complementar: dieta sin azúcar y dieta sin levadura.  Entre las 3, deberíamos conformar una dieta sana, adecuada para evitar la lucha del cuerpo de una persona con TEA contra sustancias que le complican el funcionamiento del su organismo. 

 

1. Dieta sin gluten en general

El gluten es una proteína que se encuentra en la mayoría de los cereales. El gluten que se encuentra en el trigo, la avena, la cebada y el centeno puede desencadenar graves problemas de salud u otras insensibilidades. Mientras que otros granos como el maíz, el arroz y la quinua también contienen gluten, no parecen causar los mismos problemas que los mencionados.

CEBADA GLUTEN TACCEsta es una dieta extremadamente fácil de seguir. Debido a la extensión de la sensibilidad celíaca, es muy sencillo que los mercados ofrezcan productos sin TACC (trigo, avena, cebada, centeno). No implica mayores complicaciones. En todo caso, simplemente fijarse que el alimento tenga la identificación de producto apto para celíacos (en cada país será diferente). 

Es más, en algunos casos, existen profesionales de la nutrición y medicina que la recomiendan de modo general. Quizá, no de un modo tan estricto como en el caso de la enfermedad celíaca. Pero, de modo genérico se dice que hay cierta resistencia natural en el organismo humano. Además, los supuestos beneficios de la dieta sin gluten son una mejora de la salud, pérdida de peso y aumento de la energía. En general, aún se necesita más investigación al respecto. 

2. El gluten en los cereales

Trigo y glutenEn origen, el trigo se consiguió a través de una hibridación de hierba salvaje y espelta. Desde entonces, ha sufrido muchas transformaciones para aumentar la productividad y mejorar la panificación.

Originalmente, el trigo era diploide (dos conjuntos de 7 cromosomas=14 cromosomas).  Más adelante, fue mutando hasta llegar a ser dos clases de trigo (duro y blando) con 28 y 42 cromosomas respectivamente. Por eso, lo que le sucede a nuestro organismo es que no lo digiere porque las enzimas digestivas no reconocen este trigo mutado.

¿La razón? Nuestro sistema digestivo no está diseñado para hacerlo en realidad. El trigo contiene gluten (como la venta, la cebada y el centeno), una proteína compleja que para ser digerida necesita romperse, hacerse trocitos muchas veces. Además, contiene unos péptidos tóxicos demasiado grandes para ser absorbidos correctamente a través del intestino delgado.

Los cereales no están «preparados» para ser ingeridos como lo estarían las frutas. Estas proteínas actúan como una especie de «defensa» provocando en el cuerpo una respuesta inmunogénica (2) que produce la inflamación del sistema inmunológico.

 3. El gluten en el cuerpo humano

Aunque la mayor parte de las personas pueden tolerar y eliminar de manera segura el gluten, nadie es capaz de digerirlo completamente.

Alergias e intolerancias alimentariasEn general, el gluten contiene una larga variedad de péptidos indigeribles que pueden estimular nuestro sistema inmune.

De hecho, el cuerpo puede percibir el gluten como un potencial enemigo. Por eso, puede reaccionar como si se tratara de una peligrosa bacteria y generando una respuesta inflamatoria. En consecuencia, consumir gluten podría ser un stress más para nuestras defensas.

Añade una batalla más a las que de por sí ya tiene que lidiar. Esto no quiere decir que en sí mismo genera una patología. Simplemente, tenemos un factor inflamatorio más a gestionar, igual que la contaminación, una infección vírica o un ritmo de vida demasiado elevado.

 

Dieta sin gluten en el autismo

Eso sí, podemos profundizar algo en los motivos que llevan especialmente a aconsejar la  sin gluten para el TEA. Es un tratamiento que se ha vuelto popular para tratar algunos síntomas del autismo.

dieta SIN GLUTEN TACCLa teoría detrás de esta dieta es que algunos niños absorben las proteínas de manera distinta. Eso sí, aún no existen suficientes estudios científicos que apoyen esta teoría. Sin embargo, muchas familias afirman que la eliminación del gluten y la caseína de la dieta ha ayudado a mejorar los hábitos de evacuación, el sueño y las conductas habituales, En general, habrían contribuido al progreso general de sus niñ@s.

Debido a que no existen exámenes de laboratorio específicos que predigan cuáles niños se beneficiarían de una intervención alimentaria, muchas familias deciden probar la dieta bajo una cuidadosa observación conjunta por parte de la familia y el equipo de intervención.

 

1. ¿Por qué dieta sin gluten y cómo hacerla?

Dieta sin gluten - trigoPara entender la prevalencia de estas dietas quizá tenemos que pensar en los desórdenes de alimentación.

Globalmente, se estima que alrededor del 75% de las personas con autismo tienen un desorden de alimentación. Van desde leves a muy severos. Por ejemplo: hiperselectividad alimenticia, hipersensibilidad, hiposensibilidad, problemas médicos, estreñimiento, ingesta compulsiva, reacción adversa a nuevos alimentos, … 

Pero, en definitiva, el adoptar una dieta sin gluten, tendría más que ver con lo dicho inicialmente del gluten y la dificultad de digerirlo. Por eso, sería como reducir el stress que ya de por sí presenta el cuerpo de tu hij@ a la hora de alimentarse. 

 

2. ¿Como hacerla?

En el aspecto práctico, tenemos que tener en cuenta que el gluten se encuentra en: 

  • Pan, tostadas, galletas, bizcochos, pastas, tortas, pasteles;
  • Cerveza, pizza, chucherías, perro caliente, hamburguesas;
  • Germen de trigo, bulgur, sémola de trigo;
  • Quesos, ketchup, mayonesa, salsa de soya;
  • Salchicha, aderezos industrializados;
  • Cereales, barras de cereales, jarabes y algunos medicamentos;
  • Salsas blancas;
  • Sopas deshidratadas o aderezos listos.
  • Cualquier alimento que se prepare a base de aventa, trigo, cebada y centeno.

3. Las compras y la dieta sin gluten

Al ir a hacer las compras, todos esos alimentos pueden ser reemplazados con suma facilidad y sin conflictos siempre que se busque en el producto alguna de estas identificaciones. 

Direta sin gluten
En cada país, de acuerdo con la legislación que se haya previsto, los alimentos sin TACC estarán identificados con algún tipo de sello en el envoltorio. Acá traemos algunos. Podría ser que aún no estén identificados masivamente en tu país. Pero casi todos los gobiernos están sancionando legislaciones en ese sentido.

Nuestro consejo

Como siempre, consultar con el profesional que atiende a tu hij@. Pero, teniendo en cuenta lo que se dijo inicialmente en el artículo, puede adoptarse una dieta sin gluten sin mayores problemas. De hecho, en algunos países es algo extremadamente sencillo. Basta con elegir los cientos de productos sin TACC. Tu hij@ no lo notará. Podrá disfrutar de pastas, panificación, golosinas, etc. sin gluten.

Además, como, en general, no son niñ@s que estén constantemente compartiendo la comida, no será tan complicado el evitar que le coma la pizza a un compañero de escuela. Un stress menos a nivel digestivo sin demasiado revuelo a la hora de hacer compras o cocinar, no le viene mal a nadie. 

 

(1) El gluten es una glucoproteína compuesta por una proteína unida a uno o varios glúcidos (azúcares), simples o compuestos. La palabra gluten proviene del latín y significa «cola, goma o materia viscosa de origen orgánico». 

La gliadina y la glutenina, son los componentes principales del gluten y están presentes en el trigo y otros cereales, como el centeno, la cebada y la espelta. El gluten es muy utilizado a nivel industrial porque aporta al producto elasticidad, esponjamiento, solidez y hace que no se desmenuce al cortarlo. 

Con la manipulación genética de los alimentos llevada a cabo masivamente desde los años 60, la proporción de gluten en el trigo ha cambiado de un  5% a un 50%.

 

(2) Inmunogenicidad es la propiedad que permite a una sustancia inducir una respuesta inmune detectable.

Alimentación adaptada al autismo

alimentación adaptada al autismos

AUTISMO Y ALIMENTACIÓN

Tratamiento nutricional

Alimentación adaptada ¿Es necesario que los padres aprendan a administrar a sus hij@s una alimentación adaptada al autismo? ¿Debemos desarrollar un tratamiento nutricional específico? Primero, veamos la teoría detrás de una alimentación adaptada. Este artículo es parte de la colección de artículos para Terapias Alternativas o complementarias. 

1. Fundamento

Los tratamientos nutricionales se basan en la teoría de que las alergias a los alimentos o la falta de vitaminas o minerales causan o profundizan síntomas de TEA. Por ello, una dieta variada, natural y supervisada por un profesional sería especialmente beneficiosa. Algunos familias creen que los cambios en la alimentación pueden provocar cambios en la manera en que un niño siente o actúa. Estas teorías alimentarias se aplican no sólo a los niños con autismo, también a otras condiciones médicas. Por tanto, no son privativas del espectro autista. Normalmente, se realizan a partir de la observación de los padres. En todo caso, es muy conveniente que sean monitoreadas por un profesional.

2. Problemas dietarios y autismo

Los problemas gastrointestinales afectan al 90% de los niñ@s con TEA. Al mismo tiempo, los problemas son 4 veces mayor que en niñ@s sin TEA. Pero, es verdad que muchos de estos niños no hablan o tienen dificultades para comunicarse. A su vez, muchos padres tienen dificultades para reconocer los síntomas gastrointestinales en sus hijos. Por eso, podría pensarse que esos datos no son ciertos. Sin embargo, es un diagnóstico demasiado repetido como para ignorarlo.

Problemas dietariosInicialmente, los síntomas incluyen estreñimiento crónico, diarrea y dolor abdominal. En segundo lugar, las llamadas alergias alimentarias también son más comunes en los niños con autismo que en los grupos control (de la misma edad). De hecho, ciertos alimentos parecen desencadenar síntomas tanto gastrointestinales como conductuales en niños con autismo.

Por otro lado, es verdad que podrían estar no-diagnosticadas debido a razones semejantes a las dichas anteriormente. Hasta la fecha, las malas reacciones a determinados alimentos que experimentan estos niños no se han relacionado explícitamente:

  1. con diferencias en la microbiota intestinal,
  2. la función inmunitaria y
  3. la capacidad digestiva en los niños con autismo

Obviamente, todo se mide en relación con los niños con un desarrollo típico.

 

3. Alergias alimentarias 

¿Qué son las alergias?

Una alergia es una reacción adversa del sistema inmunológico del cuerpo a ciertas sustancias (alérgenos). En ese sentido, los alérgenos pueden ser ciertos tipos de alimentos, polvo, látex, moho, polen, etc. Las alergias están mediadas por inmunoglobulinas en el cuerpo, en particular IgE, aunque también pueden estar involucradas otras inmunoglobulinas.

Alergias e intolerancias alimentarias Realmente, las alergias son comunes. Al mismo tiempo, l@s niñ@s tienden a sufrir más alergias, que pueden desaparecer a medida que crecen. Y, pueden adquirir otras alergias más adelante en la vida a cosas que antes no eran causa de alergia.

Es importante tener en cuenta las diferencias entre alergia, sensibilidad e intolerancias. Una sensibilidad es un efecto exagerado a una sustancia común (como el café, que puede provocar palpitaciones, por ejemplo). Una intolerancia se da cuando cierta  cantidad de una sustancia (como la leche: intolerancia a la lactosa), puede provocar diarrea o vómitos, pero no activar el sistema inmunológico.

Alergias alimentarias en niñ@s con TEA

Alimentos alérgenicos¿El TEA causa alergia (específicamente alergia a los alimentos), o las alergias causan el TEA? Algunos estudios (1) han demostrado que las molestias gastrointestinales son mayores entre los niños con TEA en comparación con los que no lo tienen. Por lo tanto, se especula que el desarrollo de alergias alimentarias puede atribuirse a alteraciones del microbioma intestinal. En consecuencia, como resultado a la activación inmune, se perjudica el desarrollo y la función del cerebro. Todo esto ocurre a través del eje intestino-cerebro (sistema nervioso entérico).

En resumen, las tasas de alergias son mucho más frecuentes en niños con TEA. Especialmente, las alergias alimentarias.  Algunos plantean la hipótesis de que un sistema inmunológico deteriorado, unido a alteraciones intestinales, puede afectar el desarrollo neuronal. Simultáneamente, influirían en el desarrollo de alergias. En realidad, como se ha dicho en otros ámbitos, se necesita más tiempo de investigación para describir a fondo la asociación entre alergias y autismo.

Alimentación adaptada: dietas familiares 

1. Visión general

Alimentación adaptadaDe acuerdo con lo expuesto, podríamos decir que aún no tenemos los datos suficientes para tomar una decisión al respecto. Además, posiblemente un médico no esté en condiciones aún de afirmar la relación directa entre alergias alimentarias y TEA. O bien, de predecir la reversión sintomatológica en caso de utilizarse una dieta específica. 

Por otra parte, la dieta de l@s niñ@s ha sido tradicionalmente una decisión de los padres. Al menos, está vinculada a la tradición y costumbres familiares. No es un aspecto que, necesariamente, deba seguir un profesional de la salud. Es un ámbito que te corresponde a ti, como padre o madre responsable. 

 

2. Una dieta responsable

Cambio de dietaInicialmente, podemos pensar que planificar una alimentación adaptada a tu hij@ con TEA puede ser una decisión sencilla. Pues, sí y no. Lo es, desde el momento en que no implica una decisión diferente a otras que -habitualmente- deben tomarse en la familia. Por otra parte, y teniendo en consideración que las dietas que habitualmente consumen l@s niñ@s tienen un alto componente de alimentos poco saludables, puede ser difícil de aplicar. 

Una «alimentación adaptada» podría ser, simplemente, una dieta familiar saludable. Realmente saludable. Incluso, al margen del bombardeo de publicidad sobre productos industralizados, súper refinados. También, al margen de continuas golosinas o de la llamada «comida chatarra». Uff, eso sí podría ser complicado. Especialmente, porque tal vez son los padres y madres los primeros adictos

En definitiva, tal vez podemos pensar que la presencia de tu niñ@ con TEA es una ventana de oportunidad para tomar una decisión de alimentación familiar. 

 

3. ¿Qué comidas evitar en el autismo?

Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente: esto es, que la decisión de una dieta puede ser una decisión familiar, veremos algunas posibles concreciones. Por ejemplo, de modo general se aconseja que se eviten los siguientes productos: 

  1. Gluten
  2. Leche, una vez terminada la etapa de amamantamiento 
  3. Azúcar refinada en todas sus presentaciones
  4. Ingredientes artificiales, colorantes artificiales, esencias artificiales
  5. Productos industriales refinados
  6. Toda «comida chatarra»

En realidad, las dietas habituales que se suelen sugerir son las que hemos consignado en otros artículos:

Consideramos que estas 3 dietas que se suelen presentar por separado (y así lo hemos hecho en el website), son parte de una alimentación adaptada. Esta alimentación adaptada es un todo en sí misma, se rige por los aspectos presentados en este artículo. Estas 3 dietas deben necesariamente unificarse bajo el concepto de alimentación sana. Y complementarse con los estos aspectos que facilitan la alimentación y digestión de nutrientes de tu niñ@ con TEA. 

Alimentación adaptada: alimentos aconsejados

Alimentos saludablesInicialmente nos tenemos que centrar en un concepto: la CALIDAD DE LA OFERTA ALIMENTARIA.  Esto es un cambio de mentalidad: en lugar de pensar que qué evitar, tendríamos que centrarnos en qué ofrecer. 

 

Lo que, desde el primer día, se le ofrece a tu niñ@ debería provenir de: 

  1. Grasas o aceites saludables
  2. Todo tipo de semillas y frutos secos (especialmente, como reemplazo a las golosinas)
  3. Frutas frescas o desecadas sin procesar (controlar las posibles alergias)
  4. Legumbres preparadas de modo que se facilite su digestión 
  5. Hortalizas y tubérculos en todas sus variedades, frescas o cocidas.
  6. Carnes frescas (no industrializadas o enlatadas) blancas o rojas.
  7. Condimentos y especies naturales (de acuerdo con la edad)
  8. Jugos y zumos naturales

En consecuencia, como podrías imaginarte, si toda la familia se adapta a una dieta de este tipo, la calidad de la oferta alimentaria mejoraría la nutrición familiar sensiblemente. La «alimentación adaptada» al autismo se podría convertir en el punto de partir de una sensible mejora en la salud de toda la familia. 

Perfil «dietético» de tu hij@ con TEA

Para cerrar los títulos de este artículo, queremos tocar un tema que habrá podido comprobar por ti mism@. L@s niñ@s con autismo presentan ciertas líneas de conducta a la hora de las comidas. Por eso, te queremos hablar de 3 puntos. 

1. Puede ser muy quisquillos@ 

Los niños autistas son quisquillososEn primer lugar, la sensibilidad a los sabores, colores, olores y texturas pueden ser las mayores barreras para un plan de alimentación equilibrado. Por tanto, hacer que pruebe alimentos nuevos, especialmente los que son suaves y resbaladizos, puede parecer casi imposible. Es posible que evite ciertos alimentos o incluso grupos enteros de alimentos.

Una de las formas más fáciles de abordar los problemas sensoriales es abordarlos fuera de la cocina. Haz que su hij@ visite el mercado para elegir un nuevo alimento. Luego, inicia una investigación en Internet para saber dónde crece. Finalmente, decidir juntos cómo prepararlo. El simple hecho de familiarizarse con los nuevos alimentos de una manera positiva y de baja presión puede ayudar a tu hij@ a convertirse en un comensal más flexible.

 

2. La hora de la comida: una rutina

Hacer las comidas tan predecibles y rutinarias como sea posible puede ayudar. Servir las comidas a la misma hora todos los días es una de las formas más sencillas de reducir el estrés. Además, piensa en las concesiones que puede hacer para facilitar las comidas. Si tu hij@ es sensible a las luces, intenta atenuarlas o considera la posibilidad de encender velas. Haz que elija su asiento favorito en la mesa.

 

3. Busca orientación para dietas especiales

Ten en  cuenta que las dietas restrictivas requieren una planificación cuidadosa. Así, podrás asegurarte de que se satisfagan las necesidades nutricionales de tu hij@.

Si es necesario, consulta a un nutricionista-dietista antes de realizar cambios drásticos en el plan de alimentación familiar. Imprevisiblemente, podría haber efectos secundarios y posibles déficits de nutrientes cuando se aplica una dieta sin una guía clara y completa.

 

 

(1) Fuentes

  1. NHS.uk, 2019. Allergies. https://www.nhs.uk/conditions/allergies/
  2. Guifeng et al, 2018. Association of Food Allergy and Other Allergic Conditions With Autism Spectrum Disorder in Children. JAMA Netw Open. 1(2):e180279. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6324407/